Unas 10.000 personas asisten a El Paso de Riogordo

Publicado 04/04/2015 18:56:58CET
El Paso de Riogordo 2015
Foto: EUROPA PRESS/EL PASO RIOGORDO

RIOGORDO (MÁLAGA), 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Unas 10.000 personas han asistido este Viernes y Sábado Santo a la representación de El Paso de Riogordo (Málaga), un evento declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional de España y de la Comunidad Autónoma Andaluza, que este año ha alcanzado su edición número 64 y en cuya representación han participado más de 600 vecinos.

   Así, vecinos y visitantes han disfrutado de la escenificación de la vida, pasión y muerte de Jesucristo, con sus 14 escenas íntegras --una del Antiguo Testamento y el resto del Nuevo--, según ha resaltado a Europa Press el secretario de la Junta Organizadora de El Paso de Riogordo, Juan Gavilán.

   El Paso de Riogordo, municipio axárquico que cuenta con unos 3.000 habitantes y que está a sólo 35 kilómetros de Málaga capital, se divide en dos partes: la primera sobre la vida pública de Jesús y la segunda, la pasión propiamente dicha.

   De nuevo una mujer ha estado al frente de la dirección de escena, Antonia Madrona, que en 2011 cogió el testigo dejado por José Enrique López para dirigir esta representación sacra, catalogada también por la Diputación como Fiesta de Interés Singular de la Provincia y a la que el año pasado le otorgó su Medalla de Oro.

ESCENAS

   Las escenas que ofrecen mayor belleza plástica y colorido y que suelen atraer más al público son la que recoge la entrada de Jesús en Jerusalén, donde el pueblo le recibe con ramos de olivo y hojas de palma; la del sermón en la montaña, donde habla a los apóstoles y hasta la que llega un centurión que le pide que cure a su criado, así como la muerte en la cruz.

   Otras de las escenas que pueden verse son el sacrificio de Isaac, el encuentro de Jesús con la samaritana, la elección de los 12 apóstoles, la curación de un ciego, la última cena, la oración en el huerto, el prendimiento, los juicios o la calle de la Amargura.

   Este evento se ha desarrollado desde 1951 cada Semana Santa en el recinto natural de El Calvario, de unos 8.000 metros cuadrados y que se encuentra amurallado. Presenta cuatro pórticos --el del sanedrín, Poncio Pilato, el cenáculo de la última cena y el palacio de Herodes-- y espacios naturales como el huerto de los olivos.

   Precisamente, como novedad de este año, los miembros del sanedrín han estrenado vestuario. Indumentarias inspiradas en los sacerdotes griego-ortodoxos y en los ruso-ortodoxos, que han sido elaboradas por Carlos Madrona, vecino de la localidad.