Adelante Andalucía sigue "alerta" las negociaciones para formar gobierno y no acepta que derechos sean "moneda de cambio

Teresa Rodríguez atiende a los periodistas en Madrid
ADELANTEANDALUCÍA
Publicado 17/12/2018 14:51:49CET

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La coalición Adelante Andalucía está siguiendo "muy alerta" las negociaciones que están llevando a cabo los diferentes partidos de cara a acuerdos y pactos que abran la nueva legislatura en la comunidad después de las elecciones del 2 de diciembre. Así lo ha puesto de manifiesto la candidata por esta coalición, Teresa Rodríguez, quien ha asegurado que no comparten que los derechos sean "moneda de cambio" para llegar a la Junta.

"Estamos muy alerta, nos negamos a que derechos conquistados en Andalucía como la ley de violencia de género, la autonomía o la fiscalidad que garantice los servicios públicos sean moneda de cambio para formar gobierno en nuestra comunidad", ha señalado Rodríguez en declaraciones a los periodistas en Madrid, donde ha señalado que el papel de su coalición será "denunciar cualquier retroceso" en materia de derechos.

Por otro lado, preguntada sobre su posición ante la presencia o no presencia de Vox en la Mesa del Parlamento, Rodríguez ha respondido que su coalición cree que ellos sí tienen que tener presencia en la Mesa y que esté o no Vox es algo que Vox "tendrá que defender" o que otros "tendrán que explicar si le dan espacio y hueco". "No seremos nosotros los que demos, evidentemente, nuestro voto a la presencia de Vox en la Mesa", ha sentenciado.

La coordinadora de Podemos Andalucía ha acudido, junto al coordinador de IULV-CA, Antonio Maíllo, este lunes a Madrid llamados por Podemos para participar en el llamado 'espacio Rumbo 2020' para analizar los resultados de las elecciones andaluzas, en los que su candidatura Adelante Andalucía no cumplió expectativas y perdió tres diputados y casi 300.000 votos.

Maíllo ha agradecido la invitación porque eso permite, por parte de Adelante Andalucía, expresar su propio análisis de los resultados que concluye en la "necesidad de construir un contrapoder" a partir de ahora que vienen los comicios municipales y autonómicos. La tarea, según ha dicho, será demostrar que "se pueden hacer otras políticas" en un escenario de posibles gobiernos de la derecha. "Nosotros nos vamos a situar en la construcción de un modelo diferente que combata las políticas de privatización y desmantelamiento de derechos", ha señalado.

El coordinador de IU en Andalucía ha asegurado que se está haciendo un análisis "justo y honesto" de los resultados del 2D al igual que se está procediendo a hacer una "autocrítica" porque la coalición "no ha sido capaz de atraer a los que se han quedado en casa". Después de esto, Adelante Andalucía se pone "en situación de combate" y se "lame las heridas" para poder obtener mejores resultados en las próximas elecciones.

De su lado, Teresa Rodríguez ha aportado que una de las cuestiones centrales que, a su juicio, está de fondo en la situación electoral es que "ha desaparecido la cuestión social" del centro del debate. Por eso, su confluencia pretende "recuperar" los debates sobre los salarios, los precios del alquiler, la luz y el agua o sobre la mejora de los servicios sociales, sanidad y educación.

"Ese tiene que ser nuestro esfuerzo, frente a un marco general de debate acerca de cuestiones que estaban alejadas de la cuestión social", ha dicho Teresa, quien ha matizado que eso no es "excluyente" para que se haga a la vez una "reflexión profunda" sobre el modelo de estado y dar "soluciones a la crisis territorial que está viviendo nuestro país en clave de Estado federal, una nueva relación que respete los procesos de los pueblos que han ido construyendo y conquistando derechos".

Por último, Rodríguez ha concluido que Adelante Andalucía ahora se plantea tener un "debate a fuego lento" sobre los resultados de las elecciones que durará un mes y medio y que servirá para hacer "autocrítica calmada sin voluntad de flagelación y con la seguridad absoluta de la necesidad de confrontar una salida reaccionaria a la crisis" que es igual a "una salida que enfrente al penúltimo con el último".