La alcaldesa descarta que el informe sobre la Mezquita-Catedral genere "crispación" en la sociedad

Un grupo de turistas en el Patio de los Naranjos de la Mezquita
Archivo
Publicado 17/09/2018 14:35:14CET

CÓRDOBA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio (PSOE), ha manifestado este lunes que no tiene porqué generar "crispación" en la sociedad el informe de la Comisión de Expertos sobre la Mezquita-Catedral que ha establecido que la Iglesia Católica no es su propietaria, a pesar de que procediera en 2006 a su inmatriculación, pues la misma "no tiene validez jurídica".

En declaraciones a los periodistas, la primera edil ha subrayado que dicho informe hace "un análisis muy riguroso sobre cuál ha sido la historia y la relación de la ciudad con su mayor joya, que es la Mezquita-Catedral", así como "la responsabilidad que han tenido a lo largo de la historia y los siglos, tanto los concejos en su día como el Ayuntamiento", y "cómo buscar una fórmula que ha sido útil y efectiva durante siglos y esa es la única voluntad, volver a la misma situación que se ha tenido a lo largo de la historia de Córdoba".

Al respecto, ha dicho que "llama mucho la atención" las declaraciones del portavoz del PP, José María Bellido, de modo que ve "llamativo" que "defienda que la titularidad tenga que ser de la jerarquía de la Iglesia y que no se ponga del lado de la propiedad de los cordobeses y del resto del pueblo".

En este sentido, le ha pedido que "desarrolle y explique cómo se puede poner de parte de la jerarquía de la Iglesia y no de parte de que la titularidad sea de la administración general del Estado, que eso garantiza que la Mezquita-Catedral sea de los cordobeses, como lo ha sido siempre".

Mientras, ha comentado que no sabe de aquí hasta mayo, cuando se celebren las elecciones municipales, "qué recorrido tendrá este asunto", pero sí ha confirmado que "en los próximos días se hará el análisis exhaustivo del informe, se elevará al Gobierno de España y al Gobierno andaluz y a partir de ahí son otras instituciones e instancias donde se empezará a tomar decisiones en un sentido u otro".

Según ha remarcado Ambrosio, "el objetivo es retrotraer la situación con anterioridad a 2006 y que la Mezquita-Catedral siga siendo de dominio público y de todos los cordobeses", si bien ha abogado por "analizar detenidamente el informe".

Además, ha defendido que "tiene todo el rigor histórico que se pedía, porque fundamentalmente se trataba de hacer el análisis histórico de si hubo o no donación", y eso cree que "además lo avanza de manera muy intensa y con todo lujo de detalles y a partir de ahí continuarán las valoraciones".

En cualquier caso, ha insistido en que "esto no rompe para nada lo defendido desde el principio", como es "la titularidad pública y propiedad del pueblo de Córdoba para la Mezquita-Catedral; respeto total y absoluto, como ha sido la seña de identidad, al culto católico", al tiempo que ha transmitido "la tranquilidad para los católicos cordobeses de que ese es el planteamiento de respeto y preservar" dicho culto, y "seguir ofreciendo espacios de colaboración, no solo para la gestión del bien turístico, sino para aquellas cuestiones que desarrollen esa marca de ciudad".