Manifestación este viernes en Jaén para pedir el riego urgente del olivar

Actualizado 15/03/2019 8:18:16 CET
Olivar
EUROPA PRESS - Archivo

JAÉN, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Provincial de Regantes del Olivar (AproJaén) y la Asociación de Regantes de Andalucía (Areda) han convocado para este viernes una manifestación en la capital jiennense con el objetivo de exigir a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) la autorización inmediata para el riego de 15.000 hectáreas de olivar jiennense, en tanto se tramitan los riegos extraordinarios.

La marcha está previsto que parta a las 10,00 desde la Plaza de Toros y recorra la avenida de Granada, la avenida de Madrid y la calle Baeza hasta finalizar en la Subdelegación del Gobierno de Jaén. Allí, entregarán un documento con sus reivindicaciones a la subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño. Los organizadores esperan la participación de más de 2.000 regantes de toda la provincia de Jaén.

La situación denunciada por estas asociaciones de regantes afecta, según sus cifras, a más de 15.000 hectáreas de olivar repartidas en 22 municipios jiennenses, que pertenecen a más de 5.000 familias de olivareros. Las entidades convocantes cuentan con el respaldo de comunidades de regantes de toda la provincia de Jaén.

Los convocantes exigen a la CHG que emita las autorizaciones para que se pueda empezar a regar de manera urgente, ya que entienden que esperar podría afectar a la siguiente cosecha. Los regantes jiennenses comenzaron a solicitar este riego en el mes de diciembre pero, a fecha de hoy, según AproJaén y Areda, siguen sin respuesta por parte del organismo de cuenca.

Sostienen que no pueden esperar a junio para iniciar el riego, al tiempo que denuncian que la provincia de Jaén "está marginada y discriminada" por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir desde los procedimientos iniciados en 2011 para la regulación de regadíos. De hecho, en la provincia de Jaén hay un total de 50.000 hectáreas de regadío que están a la espera de poder regularizarse definitivamente.