La Asociación Nacional de Interinos "impugnará" el acuerdo sobre eventuales del SAS

Publicado 19/01/2017 16:44:41CET

SEVILLA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Interinos y Laborales (ANIL), presidida por el abogado gaditano Manuel Martos, ha anunciado que "impugnará" el acuerdo firmado el pasado 28 de diciembre en Mesa Sectorial entre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y CCOO, UGT y Sindicato Médico, con el voto en contra de CSIF y Satse, para la estabilización de unos 15.000 trabajadores eventuales del SAS.

Según informó la Consejería de Salud tras la firma del acuerdo, el proceso beneficia al personal eventual estructural que se encuentra trabajando en los centros del SAS y que hayan estado trabajando con nombramientos eventuales, al menos por un periodo de doce o más meses en un periodo acumulado de dos años en un mismo centro, para la prestación de servicios de atención de necesidades estructurales, siguiendo el dictado de la sentencia prejudicial dictada por la Sala décima del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en el asunto C-16/15 y las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Sala de lo Contencioso-Administrativo con sede en Sevilla, en diversos recursos de apelación que hacen suyas las conclusiones de la sentencia del TJUE antes citada.

Así, y a través de un comunicado, ANIL señala que "se está confundiendo" a los trabajadores del SAS "ya que se quiere hacer ver por la propia administración y estos sindicatos, que la interinidad es dotar de estabilidad, lo cual no es cierto y es una solución peligrosa", toda vez que señala que las sentencias del TJUE "no sentencian que la administración deba otorgar estabilidad mediante interinidades".

"Las interinidades determinan el cese en cualquier momento sin preaviso, no pudiendo las mismas superar el plazo máximo de tres años, es decir, como mucho dentro de tres años, en el 2.020, tendremos el mismo problema ampliado", señala Martos, que añade que los criterios usados para determinar los elegidos "se basan en la discrecionalidad de los propios jefes de servicio, lo cual no es criterio objetivo".

De este modo, ANIL señala que "se quiere justificar con los trabajadores que de forma continua estén desempeñando un puesto de trabajo el acceso a esos contratos tras el informe de los jefes de servicio", un criterio que, a su juicio, "atenta contra todos los principios emanados por la Bolsa Única y el Estatuto Marco: la igualdad, el mérito, capacidad y publicidad".

En este sentido, recuerda que para trabajar en el SAS, vía bolsa de empleo, "se deben justificar los principios de igualdad, mérito y capacidad con aportación de documentos y tiempo de servicio, estando en este caso conculcado el derecho al mérito por cuanto la antigüedad no se tiene en cuenta". Así, añade, que personas con muchos puntos "se pueden, y se ven, perjudicados en relación a los trabajadores que con menos puntos, pero estando en un puesto concreto, acceden a esas plazas".

"Existen muchos trabajadores desplazados sumando puntos para la bolsa de empleo que van a ver cómo no pueden acceder a las plazas que les podrían corresponder ya que los criterios de igualdad, mérito y capacidad han sido sucumbidos", señala. Por todo ello, añade el presidente de ANIL, "se van a impugnar tanto el acuerdo en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía como individualmente cada nombramiento, bien las interinidades otorgadas como las no otorgadas".

Por último, Martos, que manifiesta que "35.000 trabajadores deben ser reconocidos como personal laboral indefinido no fijo, no interinos como se dice", critica que "no se tengan en cuenta las especificidades dentro de la contratación como son, por ejemplo, los contratos que deben otorgarse a los trabajadores con minusvalías (7%)", y asegura que "no consta tampoco que se hayan cumplido los requisitos de estabilidad presupuestaria que marca la Ley de Presupuestos, ya que no consta que se haya autorizado por el Ministerio de Hacienda".