Publicado 21/09/2015 20:19CET

Aucorsa recibe los primeros autobuses nuevos y prepara su incorporación a la flota

CÓRDOBA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La empresa municipal Autobuses de Córdoba, S.A. (Aucorsa) ha recibido ya cuatro de los diez autobuses que adquirió recientemente y ha puesto
en marcha el procedimiento para la integración técnica de los nuevos autobuses en la flota de esta empresa pública dependiente del Ayuntamiento de la capital cordobesa, para su puesta en servicio a la mayor brevedad.

Según ha informado el Ayuntamiento, dicho procedimiento de integración se inicia con la verificación, por parte de los técnicos de Aucorsa, del estado de los vehículos y del cumplimiento del pliego de condiciones técnicas que sirvió de base para la adjudicación del contrato de compra.

Una vez superado este trámite se procederá a la recepción definitiva de los vehículos y a la instalación de los medios técnicos necesarios, para que, de esta forma, puedan estar operativos y en servicio a la mayor brevedad.

En ese sentido es necesaria la instalación de los medios técnicos que permiten situar, a través del GPS, la posición del vehículo en el territorio, para trasladar a los usuarios y a los técnicos que gestionan la flota, las ventajas derivadas de ese conocimiento, tiempo de espera en parada, armonización de frecuencias entre autobuses de una misma línea, solicitud e informe de próxima parada y gestión de desvíos por incidencias.

Para que la puesta en servicio de los nuevos autobuses no provoque molestias innecesarias a los usuarios es necesario también instalar y verificar previamente el sistema de emisión de billetes individuales y la gestión del pago por tarjeta de contacto en sus diversas modalidades, así como la instalación de las máquinas de recarga de dichas tarjetas.

Por último, con la matriculación de los vehículos, la integración en la póliza de seguros y la instalación de los medios técnicos para facilitar el acceso a la red wifi concluirá la parte técnica.

El proceso de integración finalizará con la fase de conocimiento de las características técnicas del vehículo por parte de los conductores e inspectores, y con las pruebas, sin usuarios, que resulten necesarias para garantizar que la puesta en servicio se lleva a cabo con todas las garantías. Una vez finalice el procedimiento se procederá a la integración definitiva de los vehículos en la flota de la compañía y a su puesta en servicio.