Publicado 20/08/2021 18:28CET

El Ayuntamiento de Granada mejora la accesibilidad del Paseo de las Palmas con nueva señalética horizontal

El Ayuntamiento de Granada visita el Paseo de las Palmas
El Ayuntamiento de Granada visita el Paseo de las Palmas - AYUNTAMIENTO

GRANADA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Paseo de las Palmas, una vía estrecha con gran afluencia de tráfico dado que permite la salida del centro de la ciudad por el Realejo dirección a la circunvalación y con la existencia de un centro educativo en la misma, incorpora una nueva señalética horizontal dirigida a aumentar la accesibilidad y seguridad vial al permitir la ampliación del espacio peatonal de la calle y disuadir a los conductores de exceder el límite de velocidad de 20 kilómetros por hora.

Se trata, en palabras de la alcaldesa en funciones y concejal de Movilidad de Granada, Raquel Ruz, de una intervención "muy sencilla dirigida a mejorar e incrementar la seguridad vial" con la que el equipo de gobierno local "da respuesta a una petición histórica tanto de los vecinos del Realejo y los del Barranco del Abogado, como de los padres y madres del centro educativo existente en la calle, que desde hace tiempo han pedido una intervención municipal para mejorar la seguridad vial".

Tal y como ha explicado en una nota, la calle, donde se encuentra la escuela infantil municipal Duende, "cuenta con aceras muy estrechas, que dificulta incluso el paso de carritos, A la vez que hemos detectado que se excede la velocidad por parte de los conductores, con lo que se incrementa el peligro tanto para los viandantes como para los niños y niñas que acuden al centro educativo", ha dicho.

Acompañada por la concejal de Cultura, María de Leyva, así como por los representantes vecinales Lola Fandila, presidenta de la asociación de vecinos de Barranco del Abogado, y Alejandro Corral, de Realejo-San Matías, la edil de Movilidad ha adelantado que la intervención se enmarca dentro de un paquete de medidas que el equipo de gobierno "vamos a llevar a cabo, de la mano de los vecinos y vecinas de todo el barrio para dar una solución definitiva a la movilidad de esta calle, que pasaría por una futura intervención urbanística".

La actuación que hoy ha sido presentada a los medios de comunicación ha permitido la ampliación de una de las acera mediante la utilización de un trozo de calzada, debidamente señalizada con franjas pintadas en color blanco, a la vez que se han dibujado en el carril destinado al tráfico líneas amarillas en zigzag en la calzada, "que hace efecto túnel, con lo que da la sensación a los conductores de que el carril es más estrecho de lo que es", ha explicado. "Así disuadimos para que se reduzca la velocidad a 20 kilómetros hora, que es esencial en zonas semipeatonales como esta".

La intervención se ha completado con la instalación de nuevos asnos de burro en la calzada reductores de la velocidad en la calle y de un espacio de aparcamiento de bicicletas, situado en las inmediaciones del equipamiento educativo y de un paso de peatones. A su vez, se ha procedido a señalizar el espacio destinado a aparcamiento.