Publicado 17/08/2020 17:23CET

CCOO y Ustea no descartan movilizaciones y huelga ante una "imprudente" vuelta a las aulas

Gel desinfectante en un pupitre, foto de archivo
Gel desinfectante en un pupitre, foto de archivo - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y Ustea reivindican un inicio de curso seguro, toda vez que no descartan movilizaciones, y en el caso de Ustea incluso huelga, ante una "imprudente" vuelta a las aulas, en tanto que "no cuenta con las garantías sanitarias necesarias".

En un comunicado, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina, indica que "la Consejería de Educación está forzando con su actitud que se produzca una gran movilización de la comunidad educativa andaluza que evite una incorporación presencial del alumnado si no se disponen de las necesarias garantías de seguridad para la salud."

CCOO califica de "irresponsable" querer que el alumnado andaluz torne a la vida escolar en una "falsa normalidad", manteniendo las aulas "con el máximo de escolares y con unos imposibles grupos burbuja que evidencian el desconocimiento que los gestores de la educación tienen de la vida escolar".

Molina señala que el profesorado andaluz desea volver a la actividad escolar pero "con todas las garantías sobre la seguridad de las personas --profesorado, alumnado, familias, y personal de administración de servicios-- o de otro modo los centros educativos serán puentes de transmisión del virus".

Es por ello que CCOO dice "comprender" a los padres y madres del alumnado que "opten por no llevar a sus hijas e hijos a los centros educativos si no hay garantías en materia de salud, tal como están manifestando diferentes AMPAS andaluzas", y "rechaza las amenazas que está vertiendo la Consejería de Educación sobre la obligatoriedad de asistir a la escuela, porque ninguna obligación puede serlo si no hay garantías sanitarias y se pone en peligro la salud de las personas.".

Para Molina, "el Decálogo para la vuelta a la actividad lectiva presencial de Educación no ofrece seguridad pues no plantea medidas para garantizar el distanciamiento del alumnado, motivo por el que se le puede exigir a la Administración andaluza incluso responsabilidad legal".

Además, incide en la "falta de responsabilidad" del Gobierno de la Junta de Andalucía pues, "hace menos de un mes hablaba de que la vuelta a la escuela andaluza era segura y ahora exige pactar medidas a nivel nacional en tanto que en Andalucía se sigue negando a negociar con la comunidad educativa y con los representantes del profesorado".

Por último, CCOO señala que está trabajando por actuaciones conjuntas con toda la comunidad educativa para exigir a la Consejería de Educación una vuelta escolar segura en septiembre y que, en todos los casos, "se priorice la salud de la población andaluza por lo que no descartamos, de ser necesario, llevar a cabo movilizaciones con toda la comunidad educativa para exigirlo", finaliza indicando el dirigente sindical.

Por su parte, desde Ustea también apuntan, en un comunicado, que estudiarán acciones, incluida la huelga, ante una "imprudente" vuelta a las aulas, toda vez que critican que "hayan vendido las excelencias de un plan para la vuelta al cole que, de momento, genera más zozobra que certidumbre".

Afirma que "probablemente no hay todavía información suficiente", pero "un elemental principio de prudencia apunta a la necesidad de restringir al máximo los contactos y evitar grupos numerosos, sobre todo en lugares cerrados". Entonces, los centros educativos "deberían contar con las instalaciones suficientes y el personal necesario para organizar grupos pequeños, organizar las entradas y las salidas y evitar en lo posible situaciones de congregación masiva de personas, además de las medidas de protección que indiquen las autoridades sanitarias".

GRUPOS BURBUJA, "CONCEPTO FUERA DE LA REALIDAD"

"Todo ello --a juicio de Ustea-- debería traducirse en una bajada notable de la ratio alumnado/profesorado y la organización flexible de la actividad docente, en un aumento de las plantillas de personal y la dotación de los equipos profesionales competentes que posibiliten y garanticen la elaboración y el cumplimiento de los protocolos", y añade que "nada parecido a esa falacia de los grupos burbuja o grupos de convivencia, un concepto fuera de la realidad e ignorante de la naturaleza humana, y lejos, muy lejos de esas cifras ridículas de contrataciones anunciadas que no alcanzan siquiera para cubrir las necesidades previas a la pandemia".

Y, desde luego, un plan mucho "más ambicioso" que ofrecer a los centros "hilo directo" con los servicios sanitarios o "fiarlo todo a una buena evolución de la pandemia o medidas quirúrgicas como el cierre de aulas y centros afectados".

Ustea manifiesta además que, llegado el momento, habrá toda una serie de decisiones, obligadas por la necesaria adaptación de unas recomendaciones generales a cada realidad particular, que deberán tomarse en los centros educativos, ya sea por los equipos directivos o por las personas responsables de los protocolos antiCovid de cada uno.

Y serán esas decisiones concretas "las que podrían determinar las responsabilidades pertinentes a cada situación, lo cual coloca al conjunto de trabajadores del sistema educativo en una cierta inseguridad jurídica, por más que se insista desde la administración educativa en que solo se trata de medidas organizativas al amparo de unas recomendaciones que, dicho sea de paso, no tienen rango normativo".

Por último, el sindicato se refiere a las 'Medidas para la Transformación Digital Educativa", unas instrucciones que, en la práctica, "suponen poco más que una redistribución horaria de la anterior coordinación TIC en función del número de unidades del centro y el reparto de una cierta cantidad de recursos tecnológicos" y de nuevo "una cascada de incertidumbres que vuelven a provocar desasosiego".

"Ante este panorama desalentador, sin negociación real de las medidas que la Consejería de Educación impone unilateralmente", Ustea analizará, en los primeros días de septiembre, en coordinación con otras organizaciones sindicales y con el resto de actores de la comunidad educativa que apuestan por una enseñanza pública de calidad en Andalucía, "cómo articular una respuesta contundente a esta situación, incluida la huelga".

Califica de "autista" la actitud de la administración educativa, que "no solo desoye las exigencias sobre la bajada de ratios y aumento de personal, sino que continúa incumpliendo en numerosos casos las ratios máximas legales, lo cual en el contexto actual además de una ilegalidad es una manifiesta irresponsabilidad".

Para leer más