Publicado 24/02/2021 18:50CET

Las chicas tienen más problemas de salud mental asociados al consumo de sustancias adictivas, según estudio de la Loyola

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio liderado por el investigador de la Universidad Loyola Sergio Fernández Artamendi y director del Máster en Intervención Psicológica de Adicciones, indica que los problemas de consumo de alcohol y cannabis en jóvenes se presentan habitualmente junto con otros problemas de salud mental. El estudio concluye además que las chicas presentan más problemas de salud mental y más graves asociados al consumo.

Según un comunicado, el objetivo de este estudio parte de la necesidad de adaptar las intervenciones psicológicas para adolescentes con conductas adictivas, teniendo en cuenta los problemas de salud mental y las diferencias de sexo. Por ello, los responsables del trabajo delimitaron el objetivo de evaluar diferencias de sexo en los patrones de consumo de alcohol y cannabis y los síntomas relacionados con la salud mental, y evaluar al mismo tiempo la relación entre los trastornos de salud mental y los trastornos relacionados con el consumo de estas sustancias.

El artículo titulado 'Sex Differences in Comorbidity Between Substance Use and Mental Health in Adolescents: Two Sides of the Same Coin' publicado en la revista Psicothema arrojó otros resultados significativos como que los trastornos más comunes asociados al consumo de alcohol fueron los trastornos obsesivo-compulsivos y la ansiedad fóbica, mientras que el trastorno más comunmente asociado al consumo de cannabis fue la depresión.

La muestra estaba formada por 684 adolescentes de nueve institutos de enseñanza media y técnica del Principado de Asturias (España) de los cuales el 57,3% eran chicas. A los participantes se les proporcionó un cuestionario sobre frecuencia y patrones de consumo de sustancias, además de aplicar varios cuestionarios que detectan problemas derivados tanto del consumo del alcohol como de cannabis y problemas de salud mental. Una vez recopilados los datos, los científicos utilizaron instrumentos para evaluar las diferencias de sexo y las posibles interacciones entre los diagnósticos de salud mental y el consumo de sustancias.

La investigación sobre la comorbilidad entre las condutas adictivas y otros problemas de salud mental sigue siendo escasa en nuestro país, y poco concluyente. Según el Plan Nacional sobre Drogas de 2019, de entre las sustancias consumidas por los adolescentes, el alcohol y el cannabis presentan algunas de las mayores prevalencias, lo cual genera preocupación dado el mayor riesgo de padecer más trastornos por consumo de alcohol y cannabis.

Según la OMS, se estima que el 20% de los adolescentes pueden experimentar un problema de salud mental durante su adolescencia, y aunque se conoce por anteriores estudios que existen diferencias de sexo en la prevalencia y en la incidencia en la salud derivadas del consumo de sustancias, son escasos los estudios hasta el momento que evalúen la relación entre el sexo y los problemas de salud mental derivados asociados a las conductas adictivas. Es por ello que para diseñar estrategias de tratamiento adaptadas, es necesario conocer más acerca de los problemas comórbidos asociados a las conductas adictivas en esta población.

Este estudio ha sido financiado por el Ministerio de Innovación y Ciencia y Ciencia (MICINN-08-PSI2008-00309). Los autores del mismo agradecen a la Consejería de Educación del Principado de Asturias, así como a las instituciones participantes, su personal y sus alumnos. En futuros estudios, los científicos tratarán de ampliar esta investigación probando la adaptacion y evaluacion de la efectividad de programas de tratamiento de reforzamiento comunitario para el abuso o de la dependencia del cannabis en jóvenes.