Las compras de última hora para las comidas de Navidad animan las ventas de los mercados de abastos de la capital

Publicado 24/12/2014 13:04:39CET

JAÉN, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los mercados de abastos de San Francisco y Peñamefécit, en Jaén capital, viven este miércoles una jornada "más tranquila" de ventas tras haber superado desde la pasada semana unos días de mayor negocio con motivo de las compras de última hora para las comidas especiales de Nochebuena y Navidad.

Así han coincidido en transmitirlo a Europa Press tanto el presidente de la Asociación Mercado de San Francisco, Federico Navarro, como su homólogo en Peñamefécit, Rafael Serrano, quienes han apuntado que en la mañana de este miércoles ha descendido el ritmo de ventas respecto a lo ocurrido en los días previos.

Y es que, según ha notado el presidente de la asociación del mercado de Peñamefécit, aunque las ventas registradas en estas fechas han sido "similares" a las de años anteriores, la gente ha apurado más el momento de comprar y lo ha dejado "para última hora", no como en otros años en los que ya desde noviembre se adquirían alimentos para estas fechas que congelaban hasta su elaboración.

De esta manera, el ritmo de compras en la plaza de Peñamefécit ha sido "exagerado" desde el pasado fin de semana hasta la víspera de Nochebuena, y ya este miércoles las ventas se han normalizado y equiparado más a las del resto del año, cuando el proceso de ventas es "más tranquilo".

Rafael Serrano, que regenta una carnicería dedicada fundamentalmente a piezas de ave, ha confirmado que es en este mes de diciembre cuando se alcanzan "las ventas más importantes de todo el año" en su sector, gracias a la demanda de clientes a los que en algunos casos prácticamente solo se les ve en estas fechas, ya que por diversos motivos "no pueden acudir al mercado en el resto del año", según ha apuntado.

En esa línea, el comerciante ha defendido la labor de los mercados de abastos, que "ofrecen cosas que los supermercados o las grandes superficies no pueden", como "rellenos o deshuesados" de carne, servicios "de toda la vida" que, según ha destacado, demandan los clientes que acuden en estas fechas.

Entre los alimentos más vendidos, Serrano ha citado el pavo, "más que otros años", y también el pollo, cuyo precio no solo no ha crecido sino que incluso cuesta menos que en verano, según ha apuntado el presidente de la asociación del mercado de Peñamefécit, que en ese sentido ha explicado que los precios de esos productos se han mantenido igual que en navidades anteriores.

Por su parte, Federico Navarro, en representación de la asociación del Mercado de San Francisco, también ha indicado que las ventas registradas en vísperas de esta Navidad han sido "más o menos iguales" a las de la anterior, y "se ha vendido lo que se esperaba", si bien "quizá la gente ha comprado productos más costosos, como angulas o percebes, y se ha decantado por otros como gambas".

Navarro atiende en una pescadería desde la que ha notado que los días "más fuertes" de ventas han coincidido con los que acaban de pasar, y donde los alimentos más demandados han sido "gambas, langostinos, bocas cocidas, mejillones, almejas o cañaíllas".

Los precios "se han intentado mantener más o menos igual", según el presidente de la asociación del Mercado de San Francisco, quien también ha notado un mayor volumen de compras de última hora especialmente para la adquisición de productos "frescos".