Actualizado 28/06/2007 18:02 CET

Córdoba.- Pulido (PSOE) promete "gobernar desde el diálogo" en la Diputación

Cortés (IU) y Martín (PP) anuncian a una oposición crítica y exigente con el gobierno socialista

CÓRDOBA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ya reelegido presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido (PSOE), prometió hoy, en el Pleno de constitución de la nueva Corporación provincial, que el PSOE, aún contando con la mayoría absoluta de sus 14 diputados, va a "gobernar desde el diálogo", para así construir, "entre todos, una democracia de calidad, deliberativa y reflexiva".

Pulido, que obtuvo los 14 de votos del PSOE, frente a los seis que consiguió el portavoz del PP, Luis Martín, votando en blanco los siete diputados provinciales de IU, hizo primero un balance positivo de su anterior mandato, del que, al margen de los logros referidos a inversiones, gestión o proyectos desarrollados, destacó que estuvo "presidido por una ética de la responsabilidad, por el decidido servicio a los municipios y por el diálogo, como el mejor camino para una política eficaz", siendo esa la razón por la que el PSOE seguirá gobernando bajo dicha premisa.

El nuevamente presidente de la Diputación cordobesa, quien lleva el cargo desde que sustituyó al dimitido Matías González en 2002, a lo que sumó su reelección en 2003 y también ahora, ya como candidato del PSOE, aseguró que los socialistas, con él de nuevo al frente, encaran el nuevo mandato con una actitud "alejada del conformismo de las inercias y de los fáciles continuismos", pues, "sería absurdo instalarnos en la autocomplacencia".

Por el contrario, con la acción de gobierno del PSOE se continuará "generando desarrollo social y económico en todos los territorios de la provincia, mediante el fomento de la ocupación, el apoyo a los sectores productivos, la promoción del comercio y los servicios, la mejora de la accesibilidad y el impulso de nuevas infraestructuras de comunicación, la promoción de suelo industrial, residencial y vivienda, sobre todo para los jóvenes".

Esto se hará, según subrayó Pulido, desde una "Administración especializada en la gestión sostenible", que "hará del conocimiento el objetivo central de la acción local", prestando servicios de calidad desde las empresas provinciales, y "concediendo un papel preponderante a las políticas sociales y de igualdad", quedando todo ello "plasmado en un Plan Estratégico Provincial, vinculado a una Córdoba emprendedora y en la configuración de una red de municipios emergentes", de tal forma que Córdoba "sea una pieza clave de la Segunda Modernización de Andalucía".

Finalmente, Pulido dijo estar "convencido" de que el nuevo gobierno "va a trabajar con cercanía, honradez, actitud de servicio, disponibilidad y capacidad en este proyecto compartido", desarrollando para ello "una gestión innovadora, responsable y eficaz, que se traducirá en mejores servicios públicos, con políticas sociales integradoras, que faciliten la convivencia y la igualdad y que, en definitiva, contribuyan al binestar social de todos los cordobeses".

PORTAVOZ DEL PSOE

Por su parte, la portavoz del PSOE, Ana María Romero, coincidió con el discurso del presidente de la institución en que la "legítima mayoría absoluta otorgada por la ciudadanía" a los socialistas "no va a ser utilizada para excluir al resto de fuerzas políticas representadas en este Pleno", y por ello los socialistas se emplearán "a fondo para constituir un ambiente de verdadera colaboración y entendimiento, en el que los acuerdos y los consensos con el resto de grupos políticos sea la norma que presida nuestro trabajo cotidiano".

Romero dijo esperar que "esta dinámica de trabajo sea bien acogida, tanto por el PP, como por IU, superando así el pesimismo con el que siempre observan a los municipios de nuestra provincia", pues, "aunque hay quien piensa que la política es un juego duro de metas difusas en el que todo o casi todo vale", para ella "la política debe implicar sentido común, inteligencia, comprensión, argumentos, conocimiento, trabajo, algo de pasión y mucho corazón", el que, según afirmó, tienen los socialistas en la Diputación, "para convertir los sueños de la provincia en realidad".

IU Y PP

Por su parte, la portavoz de IU, Elena Cortés, advirtió al PSOE, desde el comienzo de su discurso, que su mayoría absoluta "deberá ser ejercida desde la transparencia, el diálogo y el trato igualitario al conjunto de gobiernos locales", y para que ello sea así, "IU, además de fiscalizar y controlar la acción del gobierno, seguirá en la calle las reivindicaciones de los ayuntamientos y de la ciudadanía", avisando por ello a los socialistas que "no se confíen en su mayoría y escuchen las propuestas de IU, porque serán elaboradas con los ayuntamientos y mancomunidades".

Así, según subrayó Cortés, IU llevará al Pleno de la Diputación "las demandas sociales de los jóvenes precarios, las mujeres y los mayores de nuestra provincia", y ante ello el gobierno socialista "puede tener la tentación de no escucharnos", por lo que pidió a Pulido que "esté atento a nuestras propuestas", ya que "dignificaría la política si es capaz de poner la defensa de esta provincia pro encima de los intereses de su partido, de escuchar y aceptar alternativas que mejoren la realidad".

Para ello, desde IU se exigirá, "desde el primer día, una política capaz de atender y defender los intereses de las clases populares", dado que "esta provincia conoce desigualdades sociales y económicas que tenemos que superar".

Por su parte, el portavoz del PP, Luis Martín, también aludió a la mayoría absoluta del PSOE, afirmando desear que dicha mayoría "le responsabilice aún más en la búsqueda del consenso y del acuerdo" con el PP, "así como en el trato igualitario de los vecinos de la provincia, con independencia de la Alcaldía de su municipio", y por ello avisó a Pulido que "el gobierno provincial tendrá todo nuestro apoyo en aquellos asuntos que busquen el desarrollo económico y social de nuestra provincia, y ello nos dará también la legitimidad necesaria para controlar y fiscalizar" la acción del gobierno.

En este sentido, Martín avisó que la Diputación "tendrá que apoyar las demandas y reivindicaciones de sus vecinos", en cualquier materia, porque los socialistas "no puede sacar la pancarta cuando está en el Gobierno el PP y guardarla y permanecer callados cuando el gobierno es de su mismo color político".

LA NUEVA CORPORACIÓN

El grupo de diputados provinciales del PSOE que encabeza Francisco Pulido, está compuesto por Esteban Morales, concejal en Puente Genil; Telesforo Flores, alcalde de Luque; Antonio Ramírez Moyano, de Nueva Carteya; Ana María Romero, concejal en Montoro; Pilar García, procedente de la Corporación de Villa del Río; José Mariscal, de Villaviciosa; María José Montes, munícipe en Benamejí; Antonio Ruiz, del Consistorio de Rute; María Ángeles Llamas, procedente del Ayuntamiento de Montemayor; Eva María Fernández, concejal en Fuente Obejuna; Reyes Lopera, de Palma del Río; Fernando Expósito, edil socialista de La Carlota, y por último Pablo Lozano, capitular en Pozoblanco. Sólo repiten de la anterior Corporación el propio Pulido, Ana María Romero y y María José Montes.

En IU, del anterior equipo sobreviven la portavoz del grupo, Elena Cortés, concejala en Córdoba; Elena Misas, edil de IU en Villafranca de Córdoba, y Juan José Sastre, del municipio de Espejo. Las nuevas incorporaciones son la edil de coalición en Fernán Núñez Elena Ruiz, el concejal de Puente Genil José Luis Aires, la ex alcaldesa de Cardeña, Catalina Barragán y el concejal de Montoro Pedro Membrives.

En el PP, del anterior grupo sólo repite el alcalde de Añora, Bartolomé Madrid, mientras que son nuevos el portavoz del grupo, Luis Martín, y Antonio López, concejales en Córdoba capital, además del concejal de Cañete de las Torres, Félix Romero, el concejal popular en Obejo Andrés Lorite, y la edil del PP en Villaviciosa de Córdoba Josefa Soto.