Ediles del PSOE en Linares (Jaén) dejan sus delegaciones y defienden la moción de censura

Actualizado 14/08/2018 17:48:47 CET

LINARES (JAÉN), 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

Concejales del PSOE de Linares --salvo Carmen Domínguez, que está fuera de la ciudad-- han hecho efectivas este martes en el Ayuntamiento sus renuncias a las delegaciones asignadas por el alcalde, Juan Fernández, al tiempo que han defendido la moción de censura como "solución" para "estabilizar" el Consistorio tras la expulsión de éste del partido.

Han reconocido que "es muy difícil" que salga adelante con un Ayuntamiento "muy fragmentado" en el que, además, el voto de los no adscritos (siete) hace que se tenga que aumentar la mayoría absoluta necesaria, de modo que "cada que vez que vote uno se incrementa un voto más; es decir, su voto no cuenta". "Pero se podría hacer si todos los grupos políticos votaran la moción de censura", ha declarado la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pilar Parra.

Junto a las renuncias, según ha informado el PSOE en una nota tras su comparecencia, han registrado un escrito con la expulsión de Fernández y Joaquín Robles del Grupo Socialista, el primero por la resolución de Ferraz que lo deja fuera del partido --junto al que fuera secretario de Organización Juan Sánchez-- y el segundo por el "sistemático desacato de los acuerdos adoptados por el grupo de concejales".

Parra ha apuntado que esta situación se produce una vez que el alcalde no ha atendido el requerimiento para que dimitiera y "devolviera al PSOE lo que es del PSOE y de sus votantes" y ha insistido en que la moción de censura --presentada ante notario "para que haya tiempo y no cuenten los plazos" que empezarían a correr una vez registrada en el Ayuntamiento-- como "la fórmula más adecuada para tener capacidad de hablar con los grupos políticos".

A los que ya se han decantado por una posición, les ha pedido que "reflexionen" para poder hablar "e ir haciendo propuestas", porque lo que les mueve "es que un cargo público al que su partido acusa de falta de honradez no puede ser alcalde de Linares". "Lo que hemos expulsado del partido, no lo queremos para Linares ni para el Ayuntamiento", ha subrayado.

NEGOCIACIÓN

En este punto, ha dicho que la negociación para esa moción de censura estará basada "en el diálogo y en hojas en blanco, para que podamos hablar sobre una hoja de ruta hasta las elecciones de 2019", pero siempre sobre la necesidad "ineludible" de "estabilizar el Ayuntamiento y recobrar el diálogo institucional".

"Ha surgido un problema y hemos traído la solución: una moción de censura. Abrimos la puerta para que sea posible y haya una alternativa que no afecte a la gobernabilidad y sirva para oxigenar la vida política en el Ayuntamiento", ha aseverado.

Si la moción llega en notaría a las firmas suficientes, sería el momento de registrarla en el Ayuntamiento y entonces habría un plazo de doce días para la convocatoria de pleno, según ha precisado Parra, quien ha defendido que el PSOE de Linares sigue la senda de "uno de los grandes y muchos aciertos de Pedro Sánchez, que ha sido el de plantear guerra sin cuartel contra la corrupción, cueste lo que cueste".

"Desde luego, el precio que está pagando el PSOE de Linares es muy caro. Lo fácil sería haberse apartado, pero no. Aquí tenemos un mandato y un Código Ético que nos obliga a actuar, cueste lo que cueste. Como dice Pedro Sánchez, cuando hay una manzana podrida en el cesto, hay que apartarla", ha recalcado.

INCÓGNITAS

Para la portavoz, de lo leído y escuchado en estos días quedan "dos incógnitas" por resolver. La primera es si los 1.700 euros que Juan Fernández "se llevaba mensualmente de la caja del partido" están declarados a Hacienda. Si no es así, "el dinero limpio del partido se habrá convertido en dinero negro y, por tanto, la estafa será no sólo al partido, sino a toda la gente de Linares que religiosamente paga sus impuestos".

La segunda incógnita se refiere a los ingresos reales de Fernández. "Si el sueldo del alcalde se corresponde con el de un vicepresidente de Diputación; si las cifras de dietas, kilometrajes y protocolo han sido muy abultadas, tal y como sospechamos y haremos público cuando tengamos los datos y si, además, cobraba 1.700 euros del partido, ¿cuál era el sueldo del señor Fernández?", se ha preguntado.

Parra ha aventurado que habrá que llevarse "las manos a la cabeza cuando sepamos que gana más que un senador, claro ejemplo de por qué no quiere dejar el sillón de la Alcaldía". Ha indicado, asimismo, que los sueldos de cargos públicos contra los que el regidor "ha arremetido" figuran "en los portales de transparencia", mientras "sus ingresos son opacos".

MORIR MATANDO

La concejala socialista ha considerado que Fernández "quiere morir matando" y se dedica a "buscar culpables de sus errores y fracasos políticos", para lo que "levanta muros, rompe la interlocución con las instituciones" y "denigra, ofende e insulta a aquellas administraciones que trabajan por Linares".

Al hilo, ha hablado, por ejemplo, de los 900.000 euros del programa Industria 4.0 de la Diputación que siguen ingresados en las arcas municipales y que "se van a perder por la ineficacia" de Fernández, que no ha cumplido la parte municipal, o sobre el futuro de Aeropoxy, acerca del que ha dicho que las empresas "no barajan venir sin las ayudas de la Diputación".

"Por tanto, se hacen cosas buenas que él quiere ocultar. Lo mismo aplicaba a la Junta. Es verdad que hay compromisos que exigir, pero todo no es malo", ha argumentado Parra, para la que "el pecado del PSOE fue decirle a Juan Fernández que se estaba muriendo políticamente".

Así, en la asamblea de noviembre de 2017, el PSOE de Linares "dijo que quería cambiar, que quería un nuevo secretario general" y Daniel Campos fue elegido "con mucha contundencia", con un 76,5 por ciento de los votos individuales y secretos de la militancia, porque querían "un secretario limpio, honesto y dialogante".

Junto a ello, ha detallado que durante el periodo de Juan Fernández el partido pasó de 800 militantes a 183, a lo que hay que sumar que el PSOE de Linares ha perdido 5.500 votos desde 2003, por lo que "ese método de insultos, descalificaciones y patadas en la puerta no sirve".

Parra ha calificado de "tontería" decir que el partido no lo quería en unas primarias, porque, a su juicio, "hubiera sido más fácil que Fernández se hubiese presentado" y "hubiera perdido por goleada", como "fracasó" en la citada asamblea.

"EL SALVAPATRIAS ERA UN VILLANO"

Ha explicado que en estos últimos meses se ha guardado un prudente silencio, pero que ya con la resolución definitiva de la Ejecutiva Federal "se le quita la máscara al personaje". "Hemos encontrado que el salvapatrias era un villano. Quiere ser la víctima de una película llamada 'La conspiración' y que yo sea la mala. Pues no. Juan Fernández es el protagonista de una película llamada 'La gran estafa'. Ésa es la realidad", ha afirmamdo.

La portavoz, por otro lado, se ha referido a las formas con las que el alcalde aludió a la concejala socialista y candidata a la Alcaldía propuesta en la moción de censura, Macarena García, "de la que dijo que 'no tendría tiempo para ir de tiendas'".

"Mentir y manipular es otra forma de corrupción. Y también bastante machista. Macarena García podrá seguir yendo de tiendas e irá donde considere que tenga que ir. Esas palabras dicen mucho del personaje, un personaje que es dañino con la gente que le rodea y que ha hecho mucho daño", ha censurado.

Sobre las acusaciones directas de Fernández hacia ella, Parra ha incidido en que en la resolución queda "muy claro" que se la "exime de toda responsabilidad". "Es verdad que dentro de las cuentas del partido había una en la que yo tenía firma, una que era para el pago a proveedores. Pero insisto: en la resolución se me exime de toda responsabilidad", ha sentenciado.