La empresa agroalimentaria andaluza apuesta por la expansión internacional para aumentar su crecimiento, según KPMG

Publicado 27/11/2018 15:05:01CET

SEVILLA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa agroalimentaria andaluza ha apostado este martes por la expansión internacional para aumentar su crecimiento, según los datos extraídos del IV Estudio del Sector Agroalimentario de Andalucía, realizado por la firma de servicios profesionales KPMG en colaboración con la Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía (Landaluz).

Según este estudio, que recoge la opinión de los principales directivos sobre las perspectivas y los retos del sector agroalimentario en Andalucía, el 78 por ciento de los encuestados considera la expansión internacional como la "principal palanca" de crecimiento de su empresa; seguida del crecimiento nacional, al que aventaja en treinta puntos (48%).

En cuanto a la expansión geográfica, un 22 por ciento de las personas consultadas consideran una prioridad los planes de inversión, por detrás de los procesos de eficiencia de costes (30%) y por delante de la publicidad y el marketing (20%), y de la inversión en tecnologías de la información (10%).

Por su parte, la reducción de costes y la expansión internacional vuelven a ser prioridades relacionadas, ya que el 67 por ciento de los encuestados considera que la competitividad en costes y precios es el principal factor a la hora de competir en el mercado global.

Asimismo, la Unión Europea destaca un año más como mercado de preferencia donde las empresas agroalimentarias apuestan por expandir su negocio, según el 41 por ciento de los consultados, una cifra, no obstante, nueve puntos por debajo que la del año pasado. Le siguen Estados Unidos, con el 27 por ciento, y China, que duplica sus cifras de 2017 y alcanza el 14 por ciento.

PATRONES DE CONSUMO Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Según este estudio, las empresas agroalimentarias andaluzas están afrontando los cambios de los consumidores en un mercado altamente competitivo, que les exige seguir trabajando en mejorar su eficiencia. De esta manera, la reducción de costes (33%) y la revisión del surtido (33%) destacan por ser las principales medidas de su plan de acción, seguidas de su política de precios (19%) y la revisión de sus acuerdos comerciales (11%).

"El rápido cambio en las tendencias de consumo obliga al incremento de la inversión en innovación y tecnología, básicamente, en el desarrollo de nuevos productos, así como a su digitalización para ganar eficiencia y rentabilidad", ha señalado el socio responsable de KPMG en Andalucía, Nicolas Sierra.

En lo referente a la percepción de los consumidores acerca de sus productos, la gran mayoría de los encuestados (60%) considera que la nutrición y la salud siguen siendo los principales factores a largo plazo. Les sigue la seguridad alimentaria, que experimenta un aumento respecto al año pasado hasta el 20 por ciento.

No obstante, este informe recoge que los encuestados son conscientes de que los cambios en los hábitos y preocupaciones del consumidor tendrán un impacto importante en el surtido. Así, un 56 por ciento de los directivos opina que los productos ecológicos marcarán tendencia durante el próximo año.

Preguntados por los factores que marcarán la evolución del comportamiento de los consumidores en los próximos años, un 36 por ciento de los encuestados apuntan hacia el comercio 'online' como el principal de ellos, seguido de la proximidad de las tiendas (26%) y el precio del surtido (18%). Las redes sociales bajan al cuarto lugar con un 14 por ciento, muy alejado del 27 por ciento obtenido el pasado año. La "experiencia positiva" de compra 'online' sigue siendo "clave" para el desarrollo de este tipo comercio en el sector.

"La digitalización y la compra 'online' seguirán suponiendo un cambio radical en los patrones de consumo y está empujando hacia una transformación radical del comercio e, incluso, de los productores", ha afirmado el socio responsable del sector consumo de KPMG en España, Carlos Peregrina.

FACTURACIÓN Y EMPLEO

Este estudio ha analizado además el estado de las cuentas de dieciocho empresas del sector (SAA) concluyendo que durante 2017, la facturación del conjunto de estas empresas presentó un incremento del diez por ciento, mientras que el resultado de explotación experimentó un crecimiento del 24 por ciento.

De su lado, la cifra de empleo para este grupo de empresas aumentó un seis por ciento respecto a 2016 alcanzado una media de 7.881 trabajadores. Estas compañías también presentan "buena salud" en su ratio de solvencia, que se mantuvo estable con respecto a 2016, y manifiesta la capacidad de estas compañías para hacer frente a sus obligaciones de pago.

Para leer más