Las empresas y familias en quiebra bajan un 11,3% durante 2018 en Andalucía

Publicado 07/02/2019 11:35:47CET
EPDATA

SEVILLA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 400 sociedades y empresas y 101 personas y familias se acogieron al concurso en Andalucía durante 2018, lo que supone un total de 501 deudores concursados, tanto empresas como particulares, que representan un 11,3% menos que los del año anterior, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE), consultada por Europa Press, que apunta que las empresas en quiebra se han reducido un 13,7%, mientras que se mantiene el número de familias.

De las 101 familias concursadas, 27 están en Sevilla; 18 están en Málaga; 17 están en Granada; 12 en Jaén; nueve en Córdoba; ocho en Huelva; seis en Almería y cuatro en Cádiz. Por su parte, del total de empresas en quiebra en todo el año pasado, 130 se ubicaron en Sevilla, 78 en Málaga, 59 en Granada, 38 en Almería, 35 en Cádiz, 29 en Jaén, 19 en Córdoba y 12 en Huelva.

En cuanto al número de asalariados, 78 empresas no tienen asalariados, esta cifra no supera a las 85 que tienen las empresas de entre uno y dos asalariados, y 58 tienen entre tres y cinco asalariados; 48 empresas tienen entre seis y nueve empleados; 28, entre diez y 19; 28 empresas entre 20 y 49 asalariados; once empresas entre 50 y 99 asalariados; y doce empresas andaluzas con más de 100 empleados.

Según el tipo de concurso, de los 501 registrados en 2018, 455 fueron voluntarios y 46 necesarios; mientras que atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios sumaron 129 procedimientos el pasado año, mientras que los abreviados sumaron 372 concursos.

Dentro de las empresas que se declararon en concurso en todo 2018, 322 eran sociedades limitadas, mientras que 36 eran sociedades anónimas, 26 personas físicas y 16 otro tipo de empresas.

POR SECTORES

Por actividad económica principal, de los 400 concursos declarados en empresas en Andalucía, 76 correspondieron al comercio, tanto al por mayor como al por menor y vehículos; 76 a empresas de la construcción, tanto edificación como promoción inmobiliaria y el resto del sector, seis a empresas de energía y 18 eran empresas de hostelería.

Un total de 35 empresas pertenecen a la industria --ya sea de bienes intermedios, de capital, de consumo duradero o de bienes de consumo no duradero--, cinco de agricultura y pesca, 22 en transporte y almacenamiento y cuatro en información y comunicaciones.

Las empresas dedicadas a actividades profesionales registraron 22 concursos, mientras que las inmobiliarias, financieras y seguros registraron 16 concursos; las actividades administrativas y servicios auxiliares, 23; el resto de servicios, 35, y, sin clasificar se registran 52.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 5.635 en 2018, lo que supone un descenso del 2,1% respecto a 2017.

Este descenso anual fue consecuencia del retroceso en un 3,1% de las empresas en concurso, hasta sumar 4.131, ya que las familias que se declararon en quiebra se incrementaron un 0,8% en el conjunto de 2018, encadenando su tercer ascenso anual consecutivo tras el de 2017 (+56,1%) y 2016 (+47,3%), aunque mucho más moderado. En total, 1.504 familias entraron en concurso el año pasado.

Dentro del segmento empresarial, en 2018 descendieron los concursos presentados por sociedades anónimas (-13,6%) y limitadas (-2,7%), pero por tercer año consecutivo se incrementaron los procedimientos concursales en las personas físicas con actividad empresarial, un 18,9%, hasta totalizar 333 concursos.

Sumando familias y empresas, el número total de deudores concursados alcanzó la cifra de 5.635 en 2018, un 2,1% menos que en 2017. De esta forma, se vuelve así a tasas negativas después de que los deudores concursados crecieran un 9,5% en 2017.

Por tipo de concurso, en 2018 se registraron 5.287 concursos voluntarios, un 1,5% menos que en 2017, y 348 necesarios, un 9,1% menos. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios disminuyeron un 14,4% y los abreviados, un 0,3%.

Para leer más