La jiennense agredida en China recibe asistencia al pagar 35 euros diarios

Actualizado 17/12/2013 20:56:34 CET
Actualizado 17/12/2013 20:56:34 CET

Para leer más

La jiennense agredida en China recibe asistencia al pagar 35 euros diarios

Quiere regresar en un avión medicalizado

Su madre se queja del trato recibido en el hospital chino, en el que "no tiene colchón" y recibe asistencia "previo pago de 35 euros diarios"

   JAÉN, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La enfermera jiennense Irene Simón Donaire, que resultó agredida este lunes por un desconocido cuando se encontraba en el aeropuerto de la ciudad china de Guangzhou, se encuentra este miércoles "bastante mejor" después de haber sido sometida a una operación de aproximadamente nueve horas de duración, si bien desea regresar a España para continuar su convalecencia en un hospital de este país.

   Así lo ha contado a Europa Press su madre, Dolores Donaire, que ha explicado que su hija desea volver a su país natal a través de un avión medicalizado, algo que va a poner en conocimiento del consulado español en la provincia china de Cantón, que está en "continuo contacto" con los familiares de esta enfermera, que trabaja en Vélez Málaga y se encontraba en China acompañando a su marido --empresario de bisutería-- en un viaje de negocios.

   Sin embargo, la madre de Irene ha reconocido que no sabe aún qué gestiones tiene que llevar a cabo para lograr este propósito, que considera necesario, ya que, según ha explicado, en el hospital militar en el que su hija se encuentra ingresada "no hay colchones, sino tablas" para los pacientes, y ella está recibiendo asistencia sanitaria "previo pago de 35 euros al día", una cuota que les garantiza "que le den de comer, la aseen y una enfermera vaya a verla".

   Además, desde que Irene fue trasladada a dicho centro, la familia ha tenido que desembolsar "28.000 euros" por la operación a la que fue sometida, y hasta que no han comenzado a pagar la referida cuota diaria "no ha ido a verla una enfermera".

   Su madre entiende que debe ser "el Gobierno chino o el español" quien corra con estos gastos, ya que su hija "es una ciudadana española que ha sido atacada en China". "No pido favoritismos para Irene, sino que reciba el mismo trato que recibiría en un hospital español", ha remarcado.

SIN PODER MOVERSE

   Dolores Donaire ha explicado también que su hija se encuentra consciente, y, de hecho, ha podido hablar por teléfono con ella a las 10,00 horas de este miércoles, si bien "le han dicho que en una o dos semanas no puede moverse de la cama", ni tampoco su mano derecha para evitar que el injerto que se le ha aplicado --ya que, como consecuencia de la agresión sufrió la amputación de una falange de esa mano-- "se le necrose".

   De esta manera, Irene se encuentra "incómoda", porque también se le han aplicado injertos capilares y sufre heridas en la cabeza que se resienten al no poder moverse de la cama, según ha indicado su madre, que también ha señalado que su hija cree que no va a recuperar la movilidad de su brazo derecho por culpa de las heridas sufridas.

   Respecto al supuesto agresor, Dolores ha señalado que agentes de la Policía china, que han acudido a visitar a Irene, les han contado que se trataba de un ciudadano que se encontraba "borracho" y que, tras salir del metro, "se dirigió a ella como podría haberse dirigido a otra persona" que en aquel momento se encontrase en el aeropuerto, una versión que a la madre de la víctima "le suena a cuento chino".

   Por último, ha confirmado que, por el momento, permanecerá en España a la espera de acontecimientos, ya que cree que "es más útil ahora mismo aquí que en China". En ese sentido, ha recordado que hace un mes se le implantó una prótesis de cadera, lo que la tiene mermada físicamente y entorpecería la ayuda que, como enfermera que también es, podría prestar en estos momentos a su hija, que además se encuentra acompañada por su marido en el hospital en el que está ingresada.

Para leer más