Publicado 10/01/2022 13:32CET

Espadas insiste en pedir a Moreno reunirse para un "gran acuerdo por la sanidad" y no se da "por contestado" por Bendodo

Archivo - El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, en rueda de prensa este lunes en Sevilla.
Archivo - El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, en rueda de prensa este lunes en Sevilla. - RAUL DIAZ/PSOE-A - Archivo

SEVILLA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, ha insistido este lunes en solicitar una reunión con el presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), para ofrecerle alcanzar un "gran acuerdo por la sanidad" en Andalucía, y ha dicho que no se da "por contestado" por el consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, quien previamente, y a preguntas de los periodistas en un desayuno informativo en Málaga, ha ofrecido al líder socialista una reunión, ya, con el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, para que éste le informe de las actuaciones desarrolladas por su departamento para combatir la pandemia de Covid-19.

En una rueda de prensa en la sede regional del PSOE-A en Sevilla, Juan Espadas ha recordado que la semana pasada solicitó formalmente por carta una reunión con el presidente de la Junta y, ante eso, "lo mínimo es contestar" a quien envía dicha misiva "y decir cuál es la disponibilidad y la posición política del Gobierno" andaluz, ha opinado.

"No creo que, a preguntas de los medios y en una agenda diferente a ésta, yo me tengo que dar por contestado", ha añadido el líder socialista en alusión a las palabras de Bendodo, y antes de apostillar que espera que "se concrete en algo esta petición de reunión" con el presidente de la Junta.

Espadas ha opinado que Moreno "debe dar la cara en el Parlamento y personalmente", y el presidente "no debe tener miedo a sentarse" con el secretario general del PSOE-A para abordar "la posibilidad de un acuerdo que trasciende el momento de colapso puntual" de la sanidad pública andaluza.

Se trataría, ha abundado, de "un acuerdo entre las dos grandes fuerzas políticas de Andalucía avalado por sindicatos, entidades más representativas" del sector e incluso por la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), un "gran acuerdo social y político por la sanidad pública", ha puesto de relieve Espadas antes de manifestar que "si al presidente de la Junta le parece que esto se despacha con una reunión de trámite entre el consejero" de Salud y el secretario general del PSOE-A, Moreno "no le está dando la importancia que se merece la salud de los andaluces".

"Creo que no hay tiempo que perder", ha aseverado, y ha criticado que "el Gobierno andaluz ha estado de vacaciones en lo que al sistema sanitario público andaluz se refiere" durante la Navidad, periodo festivo en el que "los andaluces se han tenido que buscar la vida", según ha lamentado Espadas, que ha remarcado que "la salud es algo exigible a un gobierno porque es un derecho, y el gobierno que no esté a la altura de poderlo gestionar con capacidad debería dar una explicación clara a los ciudadanos en sede parlamentaria".

SOLICITUD DE COMPARECENCIA EN EL PARLAMENTO

Al hilo, Espadas ha señalado que el Grupo Socialista va a registrar en el Parlamento "una petición de celebración de la Diputación Permanente para que el Gobierno andaluz se explique, diga cuál es su plan, qué va a hacer ante el colapso del sistema" sanitario, y "para comprobar si esa voluntad de diálogo" con las fuerzas políticas a la que apelaba el presidente de la Junta en su mensaje de fin de año "es ficticia o real".

Espadas ha apuntado que el PSOE-A pedirá la comparecencia de Moreno en el Parlamento, aunque "mucho me temo que luego delegará en el consejero" de Salud, ha reconocido, y ha apostillado que lo importante es que, desde el Gobierno andaluz, "al menos acepten comparecer en enero" en la Cámara autonómica, sin esperar a que se inicie el nuevo periodo de sesiones el próximo mes de febrero, porque "el problema es que el sistema ya no responde a los andaluces".

Espadas ha detallado los cinco bloques en torno a los que propone que gire su propuesta de acuerdo en relación a la sanidad andaluza, que también trasladará a sindicatos, a las "organizaciones más representativas del sector" y a la FAMP, y ha apuntado que espera "una contestación lo antes posible" por parte de Moreno y que éste no le "mande de nuevo a su emisario", el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, "a faltarme el respeto".

BLOQUES DE LA PROPUESTA DE ACUERDO SOBRE SANIDAD

El primer bloque de la propuesta de acuerdo del PSOE-A pasa por una "adecuación de la financiación del sistema sanitario público a las necesidades reales", por "incrementar la financiación del gasto medio de inversión por habitante en Andalucía", y por "garantizar a medio y largo plazo la sostenibilidad del sistema, que significa ser capaces de avanzar" en la reforma del sistema de financiación autonómica para lograr un modelo "más justo" y que proporcione "más recursos" a la comunidad autónoma.

En segundo lugar, el PSOE-A llama a "contar" con los profesionales sanitarios "para cambiar y mejorar el sistema de gestión" de la sanidad, y reclama una "convocatoria urgente de la mesa sindical en la que poder negociar las mejoras, garantizar que los profesionales están conformes, incentivados y estables y pueden desarrollar el mejor servicio posible".

Espadas ha abogado así por "fijar un plan con plazos, con presupuesto cierto, de carácter progresivo, para ser capaces de lograr la equiparación de retribuciones" de los profesionales sanitarios andaluces con los de otras comunidades autónomas, "estabilizar plantillas y mejorar sus contratos y condiciones".

Un tercer bloque gira en torno a un "plan de modernización de la Atención Primaria", sobre lo que el PSOE-A propone a Moreno que "siga la hoja de ruta pactada con las comunidades autónomas" el pasado diciembre en el seno del Consejo Interterritorial de Sanidad y, además, que la Junta inyecte "específicamente al sistema de Atención Primaria en estos momentos 400 millones de euros para incrementar plantillas y acordar en la Mesa Sectorial del SAS complementos retributivos que permitan fijar esas plantillas".

El cuarto bloque de la propuesta de acuerdo del PSOE-A está dedicado a mejorar la "atención a la salud mental", un problema que se ha visto "agravado" con la pandemia, mientras que el quinto aboga por "robustecer la red de alerta y de coordinación entre Estado, comunidad autónoma y ayuntamientos", y al hilo defiende "revitalizar" la Escuela Andaluza de Salud Pública, un "centro de referencia internacional", y desarrollar "un servicio de inspección que permita mejorar la coordinación con los centros y servicios de residencias de mayores, menores o consumo", y hacerlo "de manera coordinada con los ayuntamientos", según ha detallado Espadas.

El líder socialista ha aclarado que lo que plantea el PSOE-A a la Junta, en un escenario de Presupuesto prorrogado en la comunidad autónoma, es ponerse "de acuerdo para una gran modificación presupuestaria" que se lleve al Parlamento "ya" para "inyectar al sistema recursos fundamentalmente para poner la Atención Primaria en pie".

Al respecto, ha comentado que el consejero de Salud "no tiene capacidad para decidir un incremento de 400 millones de euros en su presupuesto", por lo que el planteamiento que formula a Moreno "tiene entidad suficiente" para que el Gobierno andaluz "eleve el nivel de la interlocución política", en un momento además en el que se da "el mayor colapso de la sanidad pública que se recuerda".

Espadas ha considerado también que "se ha constatado que la falta de planificación, el despido de 8.000 sanitarios" en Andalucía "al inicio de la sexta ola de la pandemia, y la nula capacidad de gestión del Gobierno andaluz en materia sanitaria nos hace estar en el punto más negativo y grave de la gestión de Moreno en este tercer año de legislatura".

También ha indicado que lo que dijo en diciembre sobre pedir la dimisión del consejero de Salud "sigue vigente", y "si no recibo respuesta a una carta, a una propuesta de reunión por el bien de la salud de los andaluces, le pediré responsabilidades a quien tenía que haber planificado y no despedido a 8.000 sanitarios" en Andalucía, ha advertido Espadas.

Contador