Publicado 08/09/2021 17:26CET

Fundación 'la Caixa', Fundación Cajasol y Junta lanzan la convocatoria 2021 para proyectos sociales por 1,5 millones

Apertura de Convocatorias Sociales de la Fundación la Caixa
Apertura de Convocatorias Sociales de la Fundación la Caixa - LA CAIXA

SEVILLA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fundación 'la Caixa', Fundación Cajasol y Junta de Andalucía han lanzado la Convocatoria Andalucía 2021, a la que destinarán 1,5 millones de euros, y que tiene como finalidad colaborar con organizaciones no lucrativas que desarrollan sus proyectos en esta comunidad para impulsar iniciativas dirigidas a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social y cuyo objetivo es "mejorar su calidad de vida y fomentar la igualdad de oportunidades".

Las dos fundaciones y la Junta apoyan, a través del Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales, a organizaciones sin ánimo de lucro cuyas iniciativas favorezcan una mayor calidad de vida de personas en situación vulnerable, especialmente ante las consecuencias de la crisis provocada por la Covid-19, según ha explicado la Fundación 'la Caixa' en un comunicado.

La entidad ha apuntado que la Convocatoria Andalucía 2021 contempla ámbitos de actuación para personas mayores y retos derivados del envejecimiento, personas con discapacidad o trastorno mental, humanización de la salud, lucha contra la pobreza infantil y familiar y la exclusión social, inserción sociolaboral y la interculturalidad y acción social.

Las entidades sociales de Andalucía que trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social podrán presentar su proyecto hasta el 29 de septiembre de 2021.

BALANCE CONVOCATORIA ANDALUCÍA 2020

Fundación 'la Caixa' ha destacado que, con una aportación de algo más de 1,5 millones de euros, se han impulsado 56 proyectos a través de los cuales se ha atendido a más de 11.000 personas en situación vulnerable en Andalucía.

En cuanto a los proyectos, de los 56, 15 se llevaron a cabo para la lucha contra la pobreza infantil y la exclusión social; otros 15 para inserción sociolaboral; once para ayudar a personas con problemáticas relacionadas con la discapacidad o la salud mental; nueve en viviendas para la inclusión social; tres para la interculturalidad y acción social; dos para la humanización de la salud; y uno para personas mayores y retos derivados del envejecimiento. En total, participaron alrededor de 276 profesionales y 1.329 voluntarios.

LÍNEAS PRIORITARIAS POR ÁMBITO DE ACTUACIÓN

Del mismo modo, la entidad ha indicado que, alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, la Convocatoria Andalucía 2021 concede apoyo a proyectos que responden a las necesidades y retos de la sociedad, que principalmente son los siguientes: fin de la pobreza (1); salud y bienestar (3); trabajo decente y crecimiento económico (8); reducción de desigualdades (10); y alianzas para lograr los objetivos (17).

En concreto, se valorarán los proyectos que den respuesta a alguna de las líneas prioritarias especificadas en cada ámbito. En primer lugar, en el de personas mayores y retos derivados del envejecimiento, se valora la promoción de la autonomía personal y prevención de la fragilidad y sus efectos; prevención e intervención en situaciones de soledad no deseada, aislamiento social y digital; y detección e intervención ante posibles situaciones de vulnerabilidad o maltrato.

En los proyectos para personas con discapacidad o trastorno mental, se tendrá en cuenta la promoción de la autonomía personal y apoyo a las actividades de vida diaria; apoyo psicosocial de las personas con discapacidad o trastorno mental, teniendo en cuenta su entorno familiar y relacional; programas de transición a la vida independiente para personas con discapacidad o trastorno mental; y accesibilidad universal y acciones para combatir la brecha digital.

En humanización de la salud se valora la atención sociosanitaria y apoyo psicosocial de las personas en situación de enfermedad, en atención paliativa o al final de su vida para la mejora de su calidad de vida, y la de sus familiares; desarrollo de entornos que faciliten la humanización de la salud; y proyectos de alojamiento temporal para personas enfermas y/o sus familiares desplazadas de su residencia habitual, en contexto de ingreso o tratamiento hospitalario.

En la lucha contra la pobreza infantil y familiar y la exclusión social, se apoyará el desarrollo social y educativo de la infancia y la adolescencia en situación de vulnerabilidad; inclusión social de personas en riesgo de pobreza y exclusión; y recursos residenciales temporales para personas jóvenes y adultas en proceso de inclusión social.

En la inserción sociolaboral, se tendrá en cuenta la mejora de la empleabilidad de personas y colectivos vulnerables; acompañamiento en los procesos de inserción laboral y de promoción del autoempleo; apoyo a proyectos que faciliten la inserción laboral en empresa y centros de trabajo.

Por último, en la interculturalidad y acción social se valorará la gestión de la diversidad y mediación comunitaria; procesos comunitarios participativos y sostenibles, mediante metodologías que potencien en trabajo en red; y programas educativos y de prevención de conductas relacionadas con las adicciones y la violencia.

Contador