Gaya afea al PP su modelo educativo "ideológico" que "fomenta la privatización" del sistema y la educación concertada

Sonia Gaya, en la conferencia sectorial de Educación, ante la ministra Celáa
Oscar del Pozo - Europa Press
Actualizado 09/01/2019 15:22:03 CET

SEVILLA/MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de Educación en funciones, Sonia Gaya, ha afeado al PP que defienda la libre elección de centros porque consiste en promover un "modelo ideológico" educativo que, a su vez, fomenta la privatización del sistema y la educación concertada. Según ha dicho, antes de participar en la reunión Sectorial de Educación, eso es lo que ha sucedido en las comunidades del PP donde se ha "desvirtuado" el equilibrio entre la educación pública y concertada.

   Gaya se ha referido así a la postura de los populares en defensa de que la educación de los hijos la elijan los padres, es decir, la libre elección de centro, que también defiende Vox. La Junta andaluza, ahora en funciones, "no está en contra de esa libertad" pero, tal y como ha apuntado la consejera, las competencias que tiene un gobierno autonómico "exigen" tener una "planificación" para que haya una escolarización "equilibrada", manteniendo que en todos los centros sostenidos con dinero público haya "el mismo tipo de alumnado" con alumnos de diferentes etnias, con necesidades educativas especificas, etcétera.

   "Si nosotros hacemos un esfuerzo en la planificación por equilibrar precisamente esa escolarización, la planificación se rompe con la posibilidad de libre elección de centros", ha señalado la consejera en declaraciones a los medios en Madrid, donde ha añadido que sobre esta cuestión "hay mucho mantra" porque en Andalucía "el 90 por ciento de las familias obtienen el centro que eligen como primera opción", por lo que "no se puede decir que tenemos a los niños en centros distintos a los que queremos".

   El tema sobre la libre elección de centros y sobre dar más apoyo a los centros concertados se aleja, según ha continuado, de lo "importante" que es "conseguir el éxito educativo para que los niños logren las competencias necesarias para enfrentarse a un mundo globalizado y distinto al que conocen ahora mismo". "Si no les damos esas herramientas para enfrentarse a lo que hay fuera, tampoco les estamos dando las herramientas para ser buenos ciudadanos y tener éxito en la vida", ha añadido.

   Con todo, Gaya ha asegurado que la libre elección de centros "muy ligado" al "modelo ideológico" de educación que quiere promover el PP y, de hecho, ha promovido en las comunidades en las que gobierna. Así, ha criticado que "desvirtuar" ese equilibrio entre la educación pública y la concertada acarrearía un "detrimento" de la pública, pasando a otras cuestiones como por ejemplo que "no se podría garantizar" que los alumnos de la privada, que pueden ser más, aprendan dentro de un ideario enmarcado en los valores que defiende la educación pública de "justicia social e igualdad".

   "Según la ley, cada centro concertado tienen derecho a elegir el ideario, por lo que los valores que defendemos en la pública de justicia social e igualdad no podríamos garantizárselos", ha dicho la consejera, quien ha destacado que si se pasa a apoyar más la educación privada se podrían dar también cierres de centros y problemas con el profesorado.

"DISPARATE Y DESPROPÓSITO" DE VOX

   Preguntada por otra de las propuestas de Vox, como la de devolver la competencia de la educación al Estado, Gaya ha aseverado que esto es un "disparate" y un "despropósito". "Hay un malentendido de concepto, creemos que cuando más homogeneizamos la desigualdad mejor lo hacemos y es todo lo contrario, tenemos que tender a una atención más individualizada", ha señalado la consejera, quien considera que hay que "conocer muy bien cada comunidad, conocer muy bien las necesidades partiendo de la situación real que existe y qué necesitan los niños para tener ese aprendizaje".

   Por esto, la generalización y el consenso debe darse en "cuestiones mínimas que son importantes", pero después hay realidades que son "particulares" y que hay que contemplar y profundizar desde las competencias autonómicas, como es el caso de la educación. Con todo, si se llegase a centralizar esta competencia las autonomías "simplemente podrían gestionar sin tomar ningún tipo de decisión" y no se podrían llevar a cabo medidas como la bonificación de las matrículas universitarias. "Hemos conseguido avanzar y para saber lo que necesitan los niños lo tenemos que hacer desde el conocimiento y la realidad de nuestras comunidades", ha zanjado.

   Gaya ha comentado que parte de su intervención en la reunión en el Ministerio se ha centrado en "recordar la importancia de la igualdad" en la educación de los niños porque la sociedad pensaba que "algunas cuestiones se habían superado" pero no. A renglón seguido ha explicado que el problema no es que Vox haga planteamientos, sino que otros partidos "hagan oídos" a sus propuestas.

   "No estamos hablando sólo de retroceso en derechos, es que se cuestionan lo derechos como tal", ha aseverado. En este punto, ha querido dejar claro que en Andalucía el PSOE va a "luchar" porque "la línea roja va a estar en hablar de retrocesos en cualquier cuestión que tenga que ver con la igualdad.

   La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha presidido este miércoles la Conferencia Sectorial de Educación, en la que presentará a los consejeros autonómicos del ramo su anteproyecto de reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOE) y con la que pretende derogar, además, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) aprobada en 2013 por el Partido Popular.

   Gaya ha afirmado que esta derogación va a suponer un sistema educativo "más equitativo y más inclusivo", que "no segregue" y que "sepa realmente cuáles son las necesidades de los alumnos y cuál es el potencial que que se puede desarrollar en ellos" con las medidas educativas pertinentes que tengan como objetivo "conseguir el éxito y la formación a lo largo de toda la vida".

   Tras la reunión, la consejera en funciones ha comentado que el anteproyecto parte de un trabajo que se viene realizando sobre un documento inicial desde hace seis meses y, de hecho, se han recogido medidas que ya se había incluido en el pacto educativo, propuestas de las comunidades, de la comunidad educativa, de distintos sectores y de partidos políticos. Sin embargo, Gaya ha señalado la "postura muy negativa" del PP ante la reforma si son cuestiones "sobre las que se ha trabajado tres años".

   El documento, según ha explicado la consejera, sigue "abierto" y se pueden seguir introduciendo aspectos que lo "enriquezcan". Por esto, lo que tienen que hacer los partidos es "arrimar el hombro" haciendo propuestas que vayan en el camino de enriquecer el anteproyecto "todo lo que podamos". "Esa no es la postura que nos hemos encontrado en el PP por lo general, pero esperamos que la responsabilidad que tenemos en este ámbito haga que se suavicen las cosas y este trabajo conjunto y de consenso se lleve cabo para que el anteproyecto salga", ha concluido.

Contador