El Gobierno plantea a evangelistas una ratio mínima de diez alumnos por centro para contratar nuevos profesores

Publicado 26/09/2018 16:17:46CET

SEVILLA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha trasladado al Consejo Evangélico Autonómico de Andalucía, que lamenta la carencia de profesores --piden la contratación de una treintena-- de Religión Evangélica para Infantil y Primaria, etapa educativa en la que tiene competencia la administración central, el establecimiento de una ratio mínima de diez alumnos por centro para proceder a la contratación de nuevos docentes.

La idea no es del agrado del colectivo, según ha confirmado a Europa Press el consejero de Educación y Cultura del Consejo Evangélico Autonómico de Andalucía, José Manuel Marín, que recuerda que en muchos casos dicha ratio será "imposible" de cumplir, dada la dispersión del alumnado de estas características.

"No entendemos como en algunas materias sí se contrata a profesores independientemente del cupo de alumnos y aquí no", especifica Marín, que ve una "discriminación" esta situación para con una petición que mantienen desde hace una década, durante la cual sólo se han realizado "dos o tres contratos esporádicos, muy contados y para casos muy específicos con necesidades sangrantes".

La clave puede estar en la interpretación del antiguo convenio. "A nuestro entender, la ratio ahí se establece para un reconocimiento económico, teniendo derecho a recibir clase cualquier número de alumnos", sostiene el portavoz del consejo, que en cuanto a las acciones a realizar --un centenar de familias pertenecientes a esta confesión se han interesado en seguir adelante con una posible denuncia judicial dirigida contra el Ministerio-- sostiene que dependen de los padres.

Ya diferentes grupos de padres de alumnos andaluces se movilizaron impulsados por la "indignación" mediante lo que denominaron una "objeción" de los menores ante lo que consideraban el inmovilismo para dar respuesta a su reivindicación. La iniciativa, que partió de padres de Jaén, consistió en que, ante la opción de elegir Religión Católica, Evangélica, Islámica o alternativa en valores, dicha elección "se deja en blanco".

Con ello, se pretendía dejar a centros y, en última instancia, a la administración la solución a la situación de "ver qué hacen con esos alumnos cuando llegue esa hora: tendrán que intervenir, algo tienen que hacer", ha manifestado Marín.

MÁS DE 1.400 ALUMNOS AFECTADOS

Marín apunta a la existencia, según los datos internos de los propios centros e iglesias de la confesión, de unos 1.428 alumnos cuya primera opción, la Religión Evangélica, se encuentra sin atender por la falta de docentes.

Aunque las cuestiones que surgen con los profesionales de Secundaria sí quedan encauzadas al depender las competencias de la Junta de Andalucía y existir un cauce de interlocución abierto con esta administración, Marín ha lamentado la falta de colaboración del Ministerio en lo que respecta a Primaria.

"Hemos llegado a conocer casos de algún centro donde la Dirección rompió la solicitud asegurando que esa materia no se daría en su colegio", ha lamentado el responsable de Enseñanza Evangélica en el Consejo Autonómico.

En cuanto a la distribución de los casos de desatención, la entidad señala que ello va en función de criterios de población, de tal manera que, de una forma lógica, las provincias demográficamente más potentes, como Sevilla y Málaga, son también donde más casos se dan, mientras que, a la inversa, en Almería se registran menos.