Actualizado 08/01/2007 17:10 CET

Granada.- La Policía Local de Motril dice que ninguna protesta puede alterar el funcionamiento de los servicios

MOTRIL (GRANADA), 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los responsables del Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Motril (Granada) aseguraron que "ninguna protesta puede conculcar los derechos de los ciudadanos" y "alterar el normal funcionamiento de los servicios municipales", en respuesta a los incidentes que protagonizaron el pasado 29 de diciembre los huelguistas de la empresa Aguas y Servicios.

En un comunicado remitido a Europa Press, la Policía Local de la localidad granadina explicó que la decisión de cerrar el acceso principal al Ayuntamiento estaba "plenamente justificada para garantizar la seguridad del personal funcionario y evitar que la entrada en tropel de los manifestantes impidiera el normal funcionamiento de la Administración".

En este sentido, señaló que los manifestantes fueron atendidos "cuando finalmente depusieron su actitud inicial", si bien desde el departamento municipal "se ha lamentado igualmente la actitud adoptada por algunos manifestantes" que, previamente a la protesta ante el Consistorio, "provocaron tráfico lento en las principales vías de la ciudad, con los consiguientes perjuicios para aquellos ciudadanos de Motril y la comarca que habían decidido desplazarse a la ciudad para ultimar sus compras navideñas", según argumentó.

Además, el Teniente de Alcalde de Seguridad Ciudadana, José Carlos López Pérez, lamentó "la utilización partidista y sectaria" que ha hecho "alguna formación política de la irregular actuación de estos manifestantes". Al respecto, López Pérez indicó que, "contrariamente a la torticera interpretación de ese grupo político, fueron algunos huelguistas, y no el actual equipo de Gobierno, quienes intentaron menoscabar los derechos de los administrados", según criticó.

El responsable de Seguridad Ciudadana señaló que los ciudadanos pudieron seguir realizando sus trámites en el Ayuntamiento accediendo al mismo por la puerta trasera hasta que la actuación de los manifestantes obligó también a cerrar este acceso.

Por último, López Pérez mostró su "respeto" hacia las reivindicaciones laborales de cualquier trabajador "por vías pacíficas", a la vez que valoró que "el conflicto provocado por una representación minoritaria de la empresa Aguas y Servicios no es competencia del Consistorio motrileño".