Actualizado 22/01/2009 15:46:51 +00:00 CET

Jaén.- Las denominaciones de origen de aceite piden apoyo al sector para que el aceite de los bares esté etiquetado

JAÉN, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las cinco denominaciones de origen de aceite de oliva de la provincia de Jaén están trabajando para recabar apoyos del sector oleícola con el fin de que haya una "única voz" para exigir a las administraciones que legislen para que el aceite servido en las mesas de los restaurantes se encuentre en envases correctamente etiquetados con el tipo de aceite, su calidad y la procedencia del producto.

En un comunicado conjunto, las denominaciones pidieron igualmente que se sirva en envases que cuenten con tapones no rellenables. De esta forma, los cinco presidentes de los consejos reguladores van a solicitar el apoyo a todas las instituciones y empresas relacionadas con el aceite de oliva virgen extra, ya que consideran que esta iniciativa es "beneficiosa para todo el sector oleícola". Uno de los principales objetivos es sumar a esta propuesta a los propios establecimientos hosteleros, para quienes puede resultar positivo dar a conocer a sus clientes que el aceite que consumen es un producto de calidad.

El objetivo de esta iniciativa conjunta de las denominaciones Sierra de Segura, Sierra de Cazorla, Sierra Mágina, Campiñas de Jaén y Sierra Sur es aportar una mayor información al consumidor que, "en muchas ocasiones, se encuentra un recipiente con aceite sobre la mesa de un establecimiento hostelero y no puede conocer si se trata de un aceite virgen extra o si es un producto con una calidad menor".

En este sentido, los cinco consejos reguladores solicitaron que el aceite tenga un tratamiento similar al que reciben el agua o el vino, que se presente en una botella etiquetada y con tapón no rellenable para que el cliente pueda conocer todas sus propiedades y procedencia.

Las denominaciones afirman que la finalidad es favorecer la introducción de la denominada 'cultura del aceite', "tan necesaria en los momentos en los que nos encontramos con mínimos históricos en precios en origen y de diferenciales con respecto a otras grasas vegetales", afirman. Además, indicaron que países como Italia o Portugal ya han legislado en este sentido con la finalidad de poner en valor la calidad del aceite de oliva virgen extra y por trabajar a favor de la seguridad alimentaria.