La Junta apoya las medidas del Gobierno en memoria histórica, donde Andalucía "va muy por delante"

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios
EUROPA PRESS (JESÚS PRIETO)/ARCHIVO
Actualizado 29/08/2018 12:24:39 CET

GRANADA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, ha mostrado su apoyo a las medidas del Gobierno para ponerse "manos a la obra" en la recuperación de la memoria histórica, una materia en la que la comunidad autónoma andaluza "va muy por delante".

En declaraciones a los periodistas en un acto con alcaldes de Granada y Jaén en el Parque de las Ciencias, el también consejero andaluz de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática ha afirmado que "era de esperar que un Gobierno socialista tuviera esa sensibilidad" que se había perdido.

Tanto la constitución de la Comisión de la Verdad, a la que se ha referido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Chile, como la propuesta de hacer del Valle de los Caídos un cementerio civil, "van todas en la dirección" de recuperación de la memoria, por lo que Andalucía va a apoyarlas, partiendo de la base de que "no se trata en absoluto de abrir ningún tipo de herida".

"Una democracia asentada tiene que ser capaz de mirar atrás sin ningún tipo de revanchismos, ni intención de reabrir heridas", abordando la "reparación histórica que corresponde" a las víctimas, ha agregado Manuel Jiménez Barrios, que ha recordado que la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, contempla la constitución "dentro de muy poco" de un Consejo que creará su propia Comisión que, aunque no se denominará como la propuesta en el ámbito nacional, tendrá un objetivo similar.

La ley andaluza "es la más avanzada del país" y "no ha tenido ningún voto negativo" por parte de las fuerzas políticas, estableciendo "mecanismos de recuperación" de derechos, que den "dignidad" a quienes fueron represaliados y a sus familiares, ha explicado Jiménez Barrios, que ha detallado que ello se está llevando también a los currículos educativos, para "nunca más repetir" lo que sucedió en la Guerra Civil y el franquismo.