La Junta recuerda la necesidad de velar por el interés superior de los menores en el caso de Juana Rivas

Juana Rivas
ÁLEX CÁMARA (EUROPA PRESS) - Archivo
Actualizado 24/10/2018 12:04:01 CET

SEVILLA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha recordado la necesidad de velar por el interés superior de los menores en el caso de Juana Rivas, que ya ha anunciado que no prevé entregar a sus hijos al padre al menos hasta este miércoles, cuando tiene fijada una reunión con el cónsul general de España en Roma para pedirle que medie en su caso.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla con motivo de su participación en unas jornadas organizadas por UGT-A, Sánchez Rubio ha incidido en la conveniencia de procurar que en estos casos los niños "no sufran estas situaciones de tensión y violencia".

"Hay que intervenir con los menores y espero que desde el ámbito consular se busquen soluciones para que los niños no sufran una situación de violencia", ha recalcado la consejera, que también ha puesto el foco sobre el sistema de ayudas y protección desde el ámbito de la justicia "que existe aquí".

De esta manera, cuando se están cursando procedimientos de violencia de género en el país, "fuera esas ayudas no existen". Aunque es cierto que la justicia gratuita sí existe también en Italia, el turno de oficio específico de violencia de género es "pionero y ejemplar" en Andalucía, "y no podemos trasponer un sistema de turno de oficio a otro país soberano".

El cónsul general de España en Roma se trasladará este miércoles a Cagliari para reunirse con ella, con los niños y con su abogada en Italia en el marco de una entrevista en la que aportarán la documentación relativa a este caso, incluyendo la reciente denuncia contra Francesco Arcuri por supuesto maltrato al hijo menor, para pedirle que medie, y también en lo relativo a las denuncias que "no se están tramitando" en este país.

Será en función de este encuentro cuando la madre de Maracena (Granada) se plantee la entrega de sus hijos, de cuatro y doce años, al padre, que reside en Carloforte. El pasado domingo no lo hizo y denunció a su expareja por supuestos malos tratos al menor de ellos, pidiendo medidas judiciales urgentes para su protección.

Su equipo también está a la espera de conocer si se produce alguna resolución en este sentido, aunque son partidarios de que los niños sean devueltos al padre si no hay una respuesta inmediata, para garantizar una defensa "dentro de la ley". Matizan que Rivas y sus hijos están localizables para las autoridades en la dirección que precisó en su denuncia.

Arcuri ha negado este supuesto maltrato y, a través de su abogados en España, ha relatado a Europa Press que se trató de un "accidente doméstico propio de cualquier niño" ocurrido en la vivienda del abuelo paterno y por el que se le llevó al médico, tras lo que recibió el alta "sin ningún problema ni trascendencia".