El jurado del crimen de Carchelejo (Jaén) comenzará este jueves con la deliberación

Momento del juicio en el que se enseñan el arma al acusado
EUROPA PRESS
Publicado 26/09/2018 18:42:53CET

JAÉN, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los siete hombres y dos mujeres que conforman el tribunal popular encargado de juzgar en la Audiencia de Jaén a A.A.T., de 65 años, acusado de disparar contra dos hombres y matar a uno Carchelejo (Jaén), comenzará su deliberación este jueves.

La deliberación comenzará a partir de las 10,00 horas cuando la presidenta del tribunal les haga entrega del objeto del veredicto, un cuestionario al que deberán contestar y que determinará la culpabilidad o inocencia de este hombre que en julio de 2017 disparó en plena vía pública contra el presidente de la cooperativa oleícola de Carchelejo por responsabilizarle de su expulsión. El acusado y su hermano fueron expulsados de la cooperativa por incumplir los estatutos al llevar su aceituna a otra almazara.

Disparó una única vez y lo hizo con munición destinada a caza mayor y a una distancia inferior a seis metros. El resultado fue que el proyectil hirió al presidente de la cooperativa, pero lo atravesó y siguió su trayectoria hasta impactar en el cuello de un anciano, de 77 años, que acabaría falleciendo días más tarde como consecuencia de la gravedad de las lesiones. Tal era la fuerza del proyectil que acabó saliendo por la cabeza del anciano y terminó impactando en un cajetín metálico.

El acusado declaró ante el jurado que su intención no era la de matar al presidente sino la de darle "un sustillo", mientras que la muerte del otro vecino la calificó como "un accidente de calle" similar a "cuando te pilla un coche".

Tanto el presidente de la cooperativa como la familia del fallecido han declarado como testigos y han pedido que el acusado no vuelva al pueblo porque tienen "miedo" por ellos y por sus familias. La víctima sobre la fue dirigida el ataque señaló que no esperaba lo que había ocurrido y que el día de los hechos ni tan siquiera vio llegar al acusado, lo único que recuerda es sentir "un fuerte pinchazo" en el costado y sentir que "me moría cuando me vi con las tripas fuera".

Por estos hechos, Fiscalía le reclama inicialmente 35 años de cárcel como autor de dos delitos de asesinato, uno de ellos consumado y otro en grado de tentativa. Además, el Ministerio Público solicita en su escrito de calificación al que ha accedido Europa Press que se le imponga 20 años de libertad vigilada, así como más de diez años de destierro a empezar a contar tras su salida de prisión.

En concepto de responsabilidad civil se le reclama 220.000 euros para la familia del fallecido, y 190.750 para la persona que resultó herida de gravedad y que logró salvar la vida.

Las dos acusaciones particulares, además de las acción popular ejercida por la cooperativa, difieren del Ministerio Fiscal solamente en las cantidades de la indemnización. Así la acusación particular que representa al herido junto con la acción popular ejercida por la cooperativa le reclaman 269.604 euros, mientras que la que representa a la familia del fallecido le reclama 551.775 euros.

Por su parte, la defensa ha venido manteniendo que no hubo intención de matar por lo que ha calificado los hechos como homicidio imprudente y un delito de lesiones graves. La última palabra la tendrá el jurado.