Actualizado 09/03/2021 14:46 CET

La madre de la apuñalada en Dúrcal (Granada) expone que su supuesto asesino la maltrataba psicológicamente

Inicio del juicio con jurado popular contra un hombre acusado de asesinar a su pareja en Dúrcal
Inicio del juicio con jurado popular contra un hombre acusado de asesinar a su pareja en Dúrcal - EUROPA PRESS

GRANADA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La madre de la joven cuyo supuesto asesinato en Dúrcal (Granada) enjuicia desde este pasado lunes en la Real Chancillería ha declarado ante el jurado popular que el acusado, que era la pareja de su hija, la tenía sometida a una situación de permanente maltrato psicológico, en el marco de una relación posesiva.

Fuentes del caso consultadas por Europa Press han detallado que la declaración como testigo de la madre de la víctima ha abierto este martes la sesión del juicio, y que ha puesto de manifiesto que los celos y las constantes videollamadas para controlarla eran la tónica dominante en esta relación, en la que el acusado, de 42 años, no le habría permitido a la joven hacer vida social, a excepción de algunas salidas con una amiga a la que le habría trasladado, ha mantenido la progenitora, que él la llegó a amenazar de muerte porque "no tenía nada que perder".

Una tía de la víctima, el médico y el celador que estaban en el centro de salud a la que, ya fallecida, según el fiscal, habría trasladado el supuesto asesino a la víctima la noche de autos, y los guardias civiles que lo detuvieron han completado los testimonios de este martes ante el jurado popular.

Los agentes, según estas mismas fuentes, han puesto de manifiesto la frialdad que habría mostrado él esa misma noche, llegando a reconocer los hechos tras mantener que ella habría intentado envenenarle. Las sesiones está previsto que continúen este miércoles con las periciales médicas.

En la declaración con que dio comienzo este pasado lunes el juicio, en el que la fiscal pide para el acusado 25 años de cárcel por el supuesto asesinato de su compañera sentimental, clavándole un cuchillo "hasta en ocho ocasiones", el procesado mantuvo que ella habría caído encima de la navaja que portaba en el transcurso de una discusión dentro del coche que él conducía en torno a las 00,00 horas del 14 de agosto de 2018.

A preguntas de la fiscal, el acusado, marroquí con permiso de residencia comunitaria, negó, asistido por un traductor, desavenencias en la pareja hasta que, unas dos semanas antes de los hechos, ella "empezó a tomar drogas", por lo que empezaron a hacerse frecuentes las discusiones y los "gritos" de ella.

El procesado, que pidió, en el inicio de su declaración, "perdón" a la familia y manifestó su "dolor" por lo sucedido, mantenía una relación con la víctima, que tenía 21 años cuando falleció, desde 2013, y convivía con ella en Dúrcal desde que ella fue mayor de edad, habiendo tenido un niño, inscrito solo como hijo de la víctima.

La Fiscalía mantiene, en su escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, que el procesado, en prisión provisional por estos hechos desde ese día, conducía supuestamente un vehículo por los alrededores de Dúrcal, con ella en el asiento de copiloto.

Según el fiscal, "en un momento dado, el acusado, con el evidente propósito de causarle la muerte a su pareja, esgrimió un cuchillo con un filo de 13,5 centímetros de largo y 2,9 centímetros en su parte más ancha, y se lo clavó" a ella "hasta en ocho ocasiones".

La víctima "no pudo en forma alguna defenderse por lo repentino e inesperado de la acción, eliminando la forma de proceder del acusado toda posibilidad de reacción" por su parte.

Una de las heridas le perforó el pulmón izquierdo, según detalla el Ministerio Público, "provocando pérdida masiva de sangre hacia cavidad torácica izquierda y hacia el exterior del cuerpo" provocándole la muerte.

Fue sobre las 0,20 horas cuando el acusado llegó con ella en el vehículo al centro de salud de Dúrcal, "tocando el claxon", y "gritó" al médico y celador de guardia "cúrala". "A preguntas del facultativo sobre el origen de las lesiones", habría esbozado la palabra "puñalada" para marcharse luego corriendo.

Los médicos no pudieron hacer nada por salvar la vida de la víctima, que "ya había fallecido", detalla también el fiscal para quien el acusado causó la muerte de su pareja "por el hecho de ser mujer y culminando un acto de dominio y superioridad sobre ella, pues desde el inicio de la relación había sido frecuente" que "le gritara y dirigiera improperios".

Concurren pues la agravante de género, y la mixta de parentesco, según la Fiscalía, que interesa, con los 25 años de prisión, la inhabilitación especial para ejercer la patria potestad del menor, así como la prohibición de acercarse a él a menos de 500 metros, así como de comunicarse con el mismo, durante 30 años.

Se suman a esta petición la acusación particular, que ejerce el letrado Francisco Ruiz Baena, en nombre de la madre y el hijo de la víctima, y la popular, que ejerce la Junta de Andalucía en defensa del interés general, en el marco de la legislación contra la violencia de género.

Para leer más