Marín, "convencido de que habrá acuerdo" con el PP-A, reprocha al PSOE-A su mensaje de "cuidado que viene la derecha"

Intervención a los medios del lider de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín.
Jesús Prieto - Europa Press
Actualizado 19/12/2018 10:17:46 CET

SEVILLA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato de Ciudadanos (Cs) a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, se ha mostrado "convencido" este miércoles de que "habrá acuerdo" de gobierno con el PP-A y ha asegurado que el PSOE-A "se irá a la oposición", partido al que ha reprochado su mensaje de "cuidado que viene la derecha".

En declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, Marín ha sido tajante al señalar que "sí habrá cambio en Andalucía y el PSOE-A se irá a la oposición, que es donde lo han puesto los andaluces". Ha criticado que el PSOE-A venga ahora con mensajes como el de "cuidado que viene la derecha", cuando hasta hace tres días no consideraba a Cs la derecha porque teníamos un pacto de investidura.

Para Marín, esto de "la izquierda y derecha", esa política "rancia", los andaluces lo tienen "muy superado".

Ha defendido la decisión de su partido de buscar un acuerdo con el PP-A, que, según ha apuntando, no es un trabajo fácil porque hay distintas visiones en algunos asuntos, sobre todo, en lo que respecta a cuestiones de regeneración democrática.

No obstante, ha señalado que sí hay un gran avance en materia programática y que, de hecho, hoy se reúne la mesa técnica para abordar cuáles serían las medidas para los primeros cien días del nuevo Gobierno andaluz, de manera que los ciudadanos empiecen a visualizar que ya se empiezan a cambiar las políticas en la comunidad.

En cuanto a los "escollos" en la negociación, Juan Marín ha recalcado que tienen que ver con asuntos para la regeneración democrática a los que Cs no va a renunciar. El primero de ellos es la necesidad de eliminar los aforamientos de los cargos públicos, algo que Cs reclama que se impulse a través de una iniciativa desde el Parlamento andaluz, mientras que el PP-A considera que este asunto debería abordarse a través de una reforma a nivel nacional.

Se trata, según ha señalado Marín, de acabar con un privilegio que tienen los políticos y el PP-A, de momento, no resuelve su posición al respecto. Ha explicado que la eliminación de los aforamientos se podría plantear a través de una proposición de ley firmada por PP-A y Cs y a partir de ahí se iniciaría un trámite que puede durar uno, dos o cinco años, pero al menos ya se ha impulsado.

El segundo "escollo", según Juan Marín, se refiere a que Cs ha puesto sobre la mesa que los cargos públicos imputados por corrupción política abandonen sus actas o que el partido les pida que la abandonen.

Estos dos asuntos, según ha apuntado, están "dificultando" que podamos llegar a un entendimiento en materia programática porque el PP-A tiene que definirse en estas cuestiones, y ha querido dejar claro que Cs está pidiendo al PP-A "lo mismo" que pidió en su día al PSOE-A. Ha recordado que los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, juzgados por el caso de los ERE, tuvieron que dejar sus actas en el Congreso y Parlamento andaluz, respectivamente, para que se pudiera llegar a un acuerdo entre el PSOE y Cs.

En cuanto al papel de Vox en el posible acuerdo de gobierno, Juan Marín se ha limitado a señalar que fue la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, la que "metió" a ese partido en el debate de la campaña de las elecciones. Ha recalcado que Cs sólo está negociando con el PP-A.

Asimismo, Juan Marín ha querido dejar claro que su formación no está "frenando" en modo alguno la negociación, sobre todo, cuando aún hay de plazo hasta el día 26 para llegar a un acuerdo sobre la Mesa del Parlamento. "Las cosas hay que hacerlas bien", según ha señalado el dirigente de Cs, que ha apuntado que ellos, a diferencia del PP-A, sí tienen experiencia en negociar cuestiones fundamentales para Andalucía, como medidas de gobierno o los presupuestos autonómicos.

Ha confiado también en que el PSOE-A no esté en una posición de bloqueo y lo ha instado a cumplir con esa petición que hacía Susana Díaz al resto de partidos de que no se bloquearan las instituciones.

Juan Marín ha insistido en que habrá cambio en Andalucía, aunque esto no es
como una "tortilla a la que se le da la vuelta en dos segundos", sino que estamos hablando de casi 40 años de gobiernos socialistas.