Actualizado 11/12/2020 10:43

Marín defiende que las medidas son "razonables" y pide "comprensión" a sectores como el hostelero

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (c), en una foto de archivo.
El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (c), en una foto de archivo. - María José López - Europa Press

CÓRDOBA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha defendido este viernes que las medidas de desescalada de restricciones que anunció este jueves el presidente Juanma Moreno son "razonables en un momento de pandemia donde cada día sigue muriendo mucha gente", y ha pedido "comprensión" hacia las mismas a colectivos y sectores como el de la hostelería, aunque "comprende que algunos quisieran estar abiertos las 24 horas del día".

"Pero eso no es posible", según ha apostillado el vicepresidente en una atención a los medios en Córdoba, donde ha subrayado que Andalucía en su conjunto está actualmente todavía en "una situación de nivel de emergencia 3, y algunos sitios en nivel 4", como consecuencia de la incidencia de la pandemia de Covid-19.

Por eso, ha subrayado que el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs), siguiendo "las instrucciones del comité de expertos, ha dado un paso importante para que las Navidades puedan ser un poco más flexibles" en cuanto a horarios y que "se pudiera generar empleo en estas fechas", así como que "los comercios, que también han sufrido mucho" en esta crisis, "puedan aprovechar" para las compras de Navidad, así como el sector de la restauración para servir cenas en estas fechas.

En ese sentido, el vicepresidente ha recordado que, desde este sábado, los comercios en Andalucía podrán abrir hasta las 21,00 horas, y la hostelería, a partir del 18 de diciembre, en dos tramos, uno hasta las 18,00 horas y otro de 20,00 a 22,30 horas.

Marín asume que las anunciadas por la Junta "no pueden ser medidas que agraden a todo el mundo", pero ha incidido en que "van en la línea de salvar vidas y de intentar mantener el mayor número de empleos posibles en la comunidad".

Además, ha aseverado que "no podemos hacer un uso de estas medidas mirando a un solo sector", porque, además, según ha recalcado, "desgraciadamente hay sectores que no van a trabajar a pesar de estas medidas", y ha aludido así a colectivos como el de los feriantes, los servicios discrecionales de autobuses o los hoteles.

"EVALUACIÓN CONTINUA" DE LAS MEDIDAS

Por otro lado, Marín ha querido dejar claro que, "como transmitió" el presidente de la Junta, Juanma Moreno, este jueves, "se han tomado estas decisiones teniendo en cuenta que tenemos que estar en una evaluación continua", por lo que "a lo mejor" en algún momento del periodo de desescalada previsto "hay que cambiarlas porque la situación sanitaria" así lo demande, de forma que "cada semana se va a ir viendo la evolución", y "no vamos a permitir que se pierda una vida porque en un momento determinado haya alguien que no esté de acuerdo con determinadas decisiones".

Al respecto, ha recordado que en Andalucía hay actualmente alrededor de 1.500 enfermos de Covid hospitalizados, y más de 300 de ellos en unidades de Cuidados Intensivos (UCI), aunque "es verdad que tenemos disponibles un 50% de las camas UCI y el 33% de las camas hospitalarias para enfermos Covid".

"Pero no podemos olvidar la presión a la que están sometidos los sanitarios", según ha remarcado el vicepresidente de la Junta antes de agregar que "provocar una tercera ola en enero de forma irresponsable podría llevarnos a una situación" ese mes "donde tuviéramos que lamentar muchas vidas, y eso este Gobierno no lo va a hacer", según ha advertido.

Marín ha reiterado que entiende que "haya sectores como el de la hostelería que quisiera abrir más tiempo, especialmente los bares de copas y las discotecas, pero eso no es posible", y "lo honesto es decírselo de esta forma y que lo entiendan, porque también hay otros sectores que no pueden trabajar", según ha abundado.

Al respecto, el vicepresidente ha subrayado que la hostelería "puede abrir 14 horas al día" en la segunda fase de la desescalada que se abrirá el 18 de diciembre, pero "hay otros sectores que no pueden abrir".

En esa línea, Marín ha pedido "responsabilidad y colaboración", y ha puesto de relieve además que la Junta ha puesto en marcha "ayudas tal y como se nos ha ido solicitando por todos los sectores productivos, también el de la hostelería".

"Hemos hecho un esfuerzo enorme, pero el principal esfuerzo lo están haciendo los andaluces, que se tienen que quedar en su casa o que han perdido su trabajo o que están perdiendo familiares", según ha razonado el vicepresidente de la Junta antes de subrayar que "ese es el momento en el que nosotros estamos viviendo y debería entenderlo todo el mundo".

REAPERTURA DE MOVILIDAD

También ha valorado que "lo primero" que haya acordado la Junta es abrir la movilidad dentro de las provincias andaluzas a partir de este sábado, porque sabe que "más del setenta por ciento de los municipios andaluces son pueblecitos muy pequeños, y un restaurante o un bar o un hostal o un alojamiento rural" en ellos "depende de que haya movilidad en su provincia".

Marín ha indicado que esa ha sido "una de las cuestiones que más" se han demandado a la Junta, que, según ha apostillado, "está asumiendo riesgos" en este momento con esa desescalada, "igual que lo estamos asumiendo en España y todos los ciudadanos, pero es un riesgo controlado que tenemos que seguir evaluando, y si dentro de una semana o de diez día vemos que la curva vuelve a subir de manera rápida, pues tendremos que tomar otras decisiones", según ha insistido.

El vicepresidente ha querido dejar claro que, para la Junta, "siempre ha sido nuestra prioridad salvar vidas y, después, salvar todos los empleos posibles, y a veces no es compatible todo, así que pediría esa colaboración, porque los andaluces están colaborando desde el 14 de marzo, no saliendo de su casa, llevando mascarillas, no reuniéndose más de seis personas dentro de la unidad familiar, muchos de ellos teniendo que someterse a muchas colas cuando hay controles para poder llegar a su trabajo", ha relatado.

Tras insistir en remarcar que "nuestros sanitarios se están dejando la piel por salvar vidas", Marín ha argumentado que, "si eso no lo valoramos y solamente miramos si puedo abrir dos horas más o menos, no vamos en la misma dirección", por lo que ha vuelto a pedir "esa colaboración que es necesaria", y que se entienda "que esto es lo que el Gobierno ha intentado en base a informes técnicos", y que "si en algún momento hay que tomar otra decisión se hará", según ha zanjado.