Marín: El acuerdo programático con el PP-A permitirá situar al PSOE en la oposición

Actualizado 21/12/2018 15:16:49 CET

SEVILLA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz y candidato de Ciudadanos (Cs) a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, ha confirmado este viernes que su formación política y el PP-A ha cerrado un acuerdo programático de cara a los 100 primeros días de gobierno, que incluye una veintena de medidas, de modo que ha resaltado la importancia del mismo para empezar a hablar de la composición de la Mesa del Parlamento, antes que del Gobierno andaluz, y también porque en virtud de este entendimiento "el PSOE-A se irá a la oposición".

   Así se ha pronunciado Marín en rueda de prensa en el Parlamento andaluz una vez que ha concluido una nueva reunión del grupo de trabajo que han designado el PP-A y Cs para cerrar un acuerdo programático, que se ha prolongado por aproximadamente una hora.

   El líder de Cs ha explicado que ya han cerrado las 20 medidas que pondrá en marcha un ejecutivo del PP y Cs en los primeros cien días de gobierno, mientras que al acuerdo programático completo, que recogerá unas 80 medidas, le falta por limar algunos "flecos" que son "salvables" y prevé que se cierren en las próximas horas.

   Marín ha reconocido que las negociaciones no han sido nada fáciles, pero que finalmente se han superado los escollos relativos a la supresión de los aforamientos y por la tolerancia cero frente a la corrupción. Además, ha explicado que a partir de ahora abordarán con el PP-A la composición de la Mesa del Parlamento, asunto que defiende negociar antes que la formación del Gobierno.

   Así las cosas ha explicado que las primeras 20 medidas que se pondrán en marcha incluyen cambios "muy importantes" a los que se ha comprometido Cs con los andaluces.

   "Nos comprometimos a acabar con la corrupción, cerrar chiringuitos políticos y despolitizar la sanidad, entre otras cuestiones, y todo eso está recogido en esas primeras medidas", ha señalado Marín antes de subrayar que Cs "siempre cumple y ésta es la prueba más evidente, por mucho que algunos den titulares que no son reales".

   Entre esas medidas, el máximo mandatario andaluz de la formación naranja ha avanzado la elaboración de la ley de protección del denunciante, la apertura de la oficina antifraude, la ampliación de la tarifa plana para autónomos o la puesta en marcha de una comisión de investigación sobre la Faffe.

   Asimismo, han acordado reducir el tramo autonómico del IRPF, la certificación de la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones, o un plan de choque para mejora de la sanidad y un programa de refuerzo educativo, entre otros.

   Sobre el escollo en algunos aspectos de regeneración democrática, ha explicado que el PP-A ha entendido que si Cs reclamaba al PSOE-A en la pasada legislatura asuntos como eliminar los aforamientos o una reforma de la ley electoral "no íbamos a cambiar de posición". "Ahí se han desbloqueado la inmensa mayoría de las cuestiones", ha afirmado.

AHORA, LA MESA

   Respecto a los votos que necesitan para alcanzar la mayoría en el Parlamento andaluz, Marín ha insistido en que lo primero ha sido concretar qué querían hacer, mediante el acuerdo programático, y ahora lo siguiente es ver "quién y cómo se va a hacer". Por eso, cree que es el momento de hablar de la conformación de la Mesa, donde apuesta porque haya "pluralidad y paridad".

   En este sentido, ha insistido en que intentarán cerrar un acuerdo para este órgano con el PP-A para luego trasladarlo al resto de fuerzas, toda vez que ha defendido que esto "no se puede hacer desde la imposición sino del consenso".

   "No estamos nerviosos ni por llegar a acuerdos ni por ocupar sillones, otros parecen que sí", ha advertido antes reclamar al PSOE-A que no bloquee la Mesa.

   Aunque ha defendido que hay "muchas fórmulas" para conseguir los apoyos que necesitan el PP-A y Cs para sumar mayoría --55 escaños--, ha insistido en que no van a negociar ningún acuerdo de gobierno con otro partido que no sea el PP-A, al tiempo que ha instado al PSOE-A a ser responsable y abstenerse para la puesta en marcha de un cambio "racional" que, además, "responda a la voluntad que expresaron los andaluces en las urnas".

   El líder andaluz de Cs cree que poner en marcha un acuerdo de gobierno requiere de hacerlo "paso a paso", cuando ha defendido que su partido no ha ralentizado la negociación ni ha dejado fuera a nadie. "No vamos a hablar primero de quién ocupa los sillones sino de cómo se pone en marcha la legislatura", ha apostillado para asegurar que el clima "es de diálogo, entendimiento y voluntad de llegar a acuerdos".

   Así, Juan Marín ha avanzado que se pondrá en contacto con el líder del PP-A, Juanma Moreno, para concretar la próxima reunión donde abordar la conformación de este órgano, algo que deben cerrar antes del 27 de diciembre, cuando está programada la sesión de constitución de la XI Legislatura andaluza.

CENSURA LAS "AMENAZAS" DE VOX

   De otro lado, y después de que Vox haya advertido de que el "maltrato" de Cs y el "desprecio" del PP a los 400.000 andaluces que votaron a esta formación en las pasadas elecciones autonómicas "podrían abocar a Andalucía a nuevas elecciones"; Marín ha dicho que repetir las elecciones es algo que "preocupa a todos los andaluces".

   No obstante, Juan Marín ha rechazado las "amenazas" de Vox, que cree que obedecen al "nerviosismo" y a "no entender que esto es un Parlamento, que cuenta con unas normas" y que, "aunque nadie tiene que negociar con nadie, estamos obligados a entendernos". "Estamos en disposición de dialogar y debatir, pero no vamos a aceptar imposiciones", ha garantizado.

   "Esas amenazas no ayudan a crear un clima de trabajo y convivencia en el Parlamento", ha señalado el portavoz andaluz de Cs.