Más de 2.500 personas han visitado el Centro de la Ruta Colombina de Pinos Puente (Granada) desde su apertura

Centro de Interpretación de la Ruta Colombina
AYUNTAMIENTO DE PINOS PUENTE
Publicado 14/10/2018 10:26:34CET

GRANADA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de 2.500 personas han visitado el Centro de Interpretación de la Ruta Colombina desde que abriera sus puertas el pasado 16 de enero de 2015 en la localidad de Pinos Puente, en el área metropolitana de Granada.

Son datos facilitados a Europa Press por el Ayuntamiento de Pinos Puente, que ha explicado que los visitantes descubren en este centro a algunas de las personalidades más importantes nacidas en el pueblo, y la industria y la agricultura, sobre las que se basan la economía del municipio, junto a los restos arqueológicos recogidos en la localidad desde el periodo Neolítico hasta la Edad Media y que "se exhiben en las urnas de la sala de exposiciones de la primera planta del histórico edificio".

Entre los visitantes del centro se han contado un total de 700 escolares del municipio, que han conocido de primera mano la vida de Cristóbal Colón, su relación con los Reyes Católicos y su influencia en el descubrimiento de América.

Con este centro, ubicado en el edificio más antiguo de la localidad, del siglo XVIII, conocido como Posada del Puente, el municipio reivindica su pasado colombino al tratarse de la localidad "donde se encontraba Cristóbal Colón de regreso a Francia cuando lo localizó el emisario de la Reina Isabel la Católica para retomar las negociaciones que habían quedado suspendidas" para hacer las Américas.

Dicho encuentro fue el que hizo posible la firma de las Capitulaciones y el posterior descubrimiento del Nuevo Mundo. A pocos metros del centro, se encuentra el puente visigodo, emblema e insignia de Pinos Puente, donde tuvo lugar el encuentro entre Colón y el emisario de la Reina Isabel La Católica.

Este espacio señaliza la ruta que recorrieron los emisarios de la Reina Isabel La Católica para encontrar a Cristóbal Colón en Pinos Puente y expone los documentos históricos que lo acreditan.

El inmueble funciona además como centro cultural ya que cuenta con una sala de exposiciones temporales en la primera planta, donde se muestran parte de los restos arqueológicos hallados en el Cerro de los Infantes así como el reloj restaurado que estuvo ubicado en la torre antigua de la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación de la localidad desde 1898 hasta 1952, cuando se construyó la torre actual.