Cerveza sin alcohol para la lactancia

Actualizado 17/12/2013 21:28:04 CET
Actualizado 17/12/2013 21:28:04 CET

Cerveza sin alcohol para la lactancia

Campaña de la Asociación de Matronas en Granada

Lactancia Materna
Foto: ALTO GUADALQUIVIR/EUROPA PRESS

Las madres que suplementan su dieta con esta bebida tienen una leche más rica en antioxidantes

   GRANADA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Española de Matronas y Cerveceros de España han presentado la campaña 'Su alimentación depende de ti. Durante la lactancia, bebe SIN', cuyo objetivo es informar de la incompatibilidad del consumo de alcohol y la lactancia, así como guiar sobre pautas de alimentación saludables para las madres que se encuentran en este periodo, donde se incluye la opción de incluir la cerveza sin alcohol.

   La campaña, avalada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, llegará a estas profesionales de la salud y madres granadinas a través de unos trípticos informativos que se difundirán en los próximos días en las consultas de matronas de los principales centros de Atención Primaria de Granada.

   Los materiales de la campaña destacan los beneficios de la lactancia materna en el recién nacido, la importancia de cuidar la nutrición en la lactancia, recomendaciones sobre alimentación en esta etapa de la vida y la opción de incluir la cerveza sin alcohol en la dieta de la madre lactante.

   Se trata de una bebida elaborada con ingredientes naturales que dispone de un alto contenido en agua (95%) y compuestos que podrían ser beneficiosos para la madre y el bebé, tal y como apunta la investigación 'Efecto de la cerveza sin alcohol sobre la leche materna', elaborada por la Universidad de Valencia y el Hospital Dr. Peset de Valencia.

   "El consumo de alcohol durante la lactancia debe ser nulo porque su ingesta puede resultar perjudicial para la salud del bebé. De esta manera, las mujeres en este periodo que deseen consumir cerveza, deben elegir la cerveza sin alcohol como alternativa, ya que cuenta con una interesante composición nutricional y compuestos fenólicos con poder antioxidante", ha explicado Rosario Sánchez, representante de la Asociación Española de Matronas, y matrona de Hospital Gómez Ulla de Madrid.

   Según esta investigación, las madres lactantes que suplementan su dieta con cerveza sin alcohol disponen de una leche un 30 por ciento más rica en antioxidantes, así como una mayor capacidad antioxidante, tanto en la sangre, como en la orina.

   La investigación, donde se analizó a 80 madres lactantes, de las que la mitad seguían una dieta habitual, mientras que a la otra mitad se les suplementó su dieta con dos cervezas sin alcohol al día durante 30 jornadas, también concluye que los bebés cuyas madres siguen una dieta complementada con cerveza sin alcohol manifiestan un menor nivel de oxidación celular en su orina.

   La cerveza sin alcohol dispone de más de 2.000 componentes procedentes de sus ingredientes naturales, como la cebada o el lúpulo y, además de hiposódica, esta bebida apenas tiene calorías. Por otra parte, la cerveza es fuente de vitamina B, como niaciana, riboflavina, piridoxina y ácido fólico, y destaca por su contenido en minerales, como el magnesio, potasio, calcio, fósforo, así como por ser fuente de silicio.

   Al igual que la cerveza tradicional, la variedad sin alcohol aporta polifenoles, como el xanthohumol que, como antioxidante natural, participa en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción de los fenómenos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo.

PAUTAS DE ALIMENTACIÓN

   Durante el periodo de lactancia es esencial extremar el cuidado en la alimentación para asegurar un correcto aporte de nutrientes, tanto de la madre, como del bebé. Los trípticos informativos de la campaña "Su alimentación depende de ti. Durante la lactancia, elige SIN" exponen las pautas de alimentación adecuadas para esta etapa de la vida. Así, se indica que las necesidades reales de aporte energético extraordinario durante la lactancia se cifran en unas 500 kilocalorías al día, distribuidas en cinco comidas.

   Asimismo, los materiales informativos muestras que las verduras y hortalizas son alimentos ricos en todos los micronutrientes necesarios y en fibra, y se recomiendan dos tres raciones diarias. La fruta contiene la mayor parte de las vitaminas hidrosolubles necesarias para el organismo, así como fibra, fitoquímicos y carotenos, por lo que deben tomarse dos o tres piezas diarias.

   También hay que consumir tres porciones semanales de arroz y, entre seis u ocho diarias en el caso de los cereales, con preferencia en sus variedades integrales. El aceite de oliva, si puede ser crudo y de oliva, debe consumirse a diario.

   En cuanto a lácteos y derivados se recomienda tomar entre dos y cuatro raciones diarias, con preferencia desnatados. Las legumbres son una importante fuente de proteína vegetal y deberían consumirse dos o tres veces a la semana. Los frutos secos son muy ricos en vitaminas y minerales y, además, son importantes por sus grasas insaturadas y antioxidantes. Por otra parte, los huevos deben limitarse a no más de cuatro a la semana. En cuanto a la carne debería consumirse dos o tres veces a la semana, preferentemente magra, incluyendo aves.

   Por otra parte, el pescado debe consumirse dos o tres veces por semana. Se trata de un alimento que, además de proteínas, aporta minerales, vitaminas y grasas saludables como Omega 3. No obstante, se debería procurar evitar, en mujeres en época de lactancia, el consumo de pescados grandes con alto contenido en mercurio como pez espada, tiburón, atún rojo y lucio.