Publicado 09/05/2021 11:59CET

Minas de Alquife (Granada) prepara la exportación de sus primeras 30.000 toneladas de hierro desde Málaga

Archivo - Trabajo con maquinaria en las minas de hierro de Alquife, en imagen de archivo
Archivo - Trabajo con maquinaria en las minas de hierro de Alquife, en imagen de archivo - MINAS DE ALQUIFE S.L.U. - Archivo

GRANADA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La empresa Minas de Alquife S.L.U. (Granada) sigue trabajando en los preparativos de la exportación de sus primeras aproximadamente 30.000 toneladas que se prevé desde el Puerto de Málaga, mientras continúa en las tareas de extracción en el yacimiento del Marquesado del Zenete, conforme a lo estipulado en el plan de labores de 2021 aprobado por la Junta de Andalucía.

Previsto para alrededor del 15 de junio, los responsables de la propiedad, de la familia hispano-alemana Fauteck, perfilan los detalles del traslado y los costes del transporte, que en las exportaciones posteriores podría realizarse también desde los puertos de Motril, en la costa de Granada, de Almería o de Carboneras, en la vecina provincia almeriense.

Fuentes de la empresa consultadas por Europa Press han indicado que trabajan ya en el marco del plan de labores de 2021, tras la revisión pertinente de la Junta, y en el marco del cual está prevista la extracción de entre 180.000 y 220.000 toneladas de hierro, con vistas a un aumento de esta cantidad el año que viene.

El plan de labores de 2020, desbloqueado en el último tramo del año pasado y relacionado con la Autorización Ambiental Unificada aprobada en 2015, permitieron activar los trabajos que se habían venido realizando desde hace año y medio aproximadamente en este yacimiento de 546 hectáreas ubicado en el Marquesado del Zenete de la provincia de Granada con hasta medio centenar de trabajadores, la mayoría locales.

La empresa realizó una decena voladuras desde mediados de noviembre de 2020 hasta el pasado enero en el marco del plan de labores del año pasado, que le permitió avanzar, ya en fase de explotación del mineral de hierro del yacimiento.

Minas de Alquife no pudo llegar a hacer la prueba industrial prevista en la fase de preexplotación de 2019 para la que obtuvo permiso al inicio de la actual legislatura andaluza. Los problemas derivados para la concesión de permisos para el embarque del mineral desde Carboneras (Almería) impidió el traslado de las primeras 90.000 toneladas en tres embarques de 30.000 toneladas para realizar ensayos industriales con "las mejores técnicas de concentración disponibles actualmente en el mercado".

Según informó en su día la empresa, la estrategia pasa en esta nueva etapa por "entrar en el mercado global, siendo el europeo prioritario" y partiendo de la doble "oportunidad" que puede suponer para Minas de Alquife la tendencia creciente a la adquisición del mineral local por comerciantes, los cuales se encargarán de "mezclarlo con otros minerales de leyes más altas" al objeto de obtener "un producto final óptimo para consumo en la industria siderúrgica de fabricación de acero". Este proceso de mezcla, conocido como 'blending', permite a la empresa disminuir las distancias en su exportación, lo cual tiene como consecuencia la reducción directa de emisiones en dióxido de carbono.

El proyecto de explotación supone la vuelta a la actividad del yacimiento tras casi 25 años. A principios de diciembre, la Junta de Andalucía informó de que había elevado un informe en el que comunicaba a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que las minas de Alquife son de Interés Público Superior (IPS) para que se tuviera en cuenta como exención en el futuro Plan Hidrográfico, de modo que la sociedad pudiera comenzar a extraer el mineral de hierro que se halla bajo el nivel freático de agua.

Para leer más