Publicado 24/02/2021 19:06CET

Montero afea a la Junta su "estrategia de frentismo" contra el Gobierno y le pide que deje de "hacerse la víctima"

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, entrevistada en la Cadena SER.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, entrevistada en la Cadena SER. - CADENA SER ANDALUCÍA

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno central, María Jesús Montero, ha criticado este miércoles la "estrategia de frentismo" que, a su juicio, mantiene la Junta de Andalucía contra el Ejecutivo de la Nación, y ha abogado por que la administración autonómica, gobernada por PP-A y Ciudadanos (Cs), "salga de esa trampa permanente de intentar hacerse la víctima".

Así lo ha trasladado la ministra y exconsejera andaluza de Hacienda en una entrevista en el programa 'La Ventana de Andalucía' de la Cadena SER, recogida por Europa Press, en la que ha sostenido que "para nada" la Junta tiene motivos para denunciar un castigo a la comunidad por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

En esa línea, ha advertido de que mantener una "estrategia de frentismo" --que "no de confrontación, que es legítima", según ha apostillado--, "como forma de eludir la propia responsabilidad es una forma de hacer política poco útil, que no sirve para nada a los ciudadanos, que esperan de nosotros que nos pongamos de acuerdo, que sumemos y seamos capaces de avanzar ante un enemigo como es el coronavirus y la situación económica que de él se deriva".

Por eso ha considerado "muy importante que el Gobierno andaluz salga de esa trampa permanente de intentar hacerse la víctima o hacer el frentismo contra el Gobierno de España y aproveche los más de 20.000 millones" que desde el Ejecutivo central se han destinado "a Andalucía" en este periodo de crisis, según ha subrayado.

En esa línea, ha defendido que el Gobierno de Pedro Sánchez "se ha volcado con las comunidades autónomas" tratándolas "como si la crisis económica no hubiera pasado por ellas", dándoles "los recursos correspondientes a un crecimiento del PIB que no se ha producido".

Todo ello, según ha agregado, "para preservar los servicios públicos, porque lo importante en política no es solo mirar quién es el que ostenta la competencia" o "el color político del que la ostenta", sino que quienes "tienen que prestar los servicios sanitarios o los educativos contaran con todos los recursos que pudiéramos arrimarles para que al final no hubiera problemas económicos a la hora de contratar sanitarios o de adquirir productos de primera necesidad o de establecer zonas realmente seguras en nuestros colegios".

La ministra portavoz ha considerado que "esa generosidad con las comunidades autónomas lo que pone de manifiesto es la arquitectura territorial que el Gobierno de izquierda" que dirige Pedro Sánchez tiene "en la cabeza", así como que "no nos importan los colores políticos", sino que "todos los ciudadanos tengan acceso a unos servicios públicos de calidad cuando más lo necesitan o a un ingreso mínimo vital".

EL PAPEL DE ANDALUCÍA EN LA CONFIGURACIÓN DEL ESTADO

De otro lado, Montero ha indicado que Andalucía debe jugar "un papel clave" en la configuración del Estado español en tanto que "fiel de la balanza que permite que las aspiraciones que tienen otros territorios" se equilibren "con el papel que siempre ha jugado en la historia Andalucía respecto a la construcción de España".

La ministra ha aseverado que "nadie puede crecer a costa de otro, el crecimiento tiene que ser equilibrado" y "Andalucía siempre tiene que estar muy atenta a que no se produzcan asimetrías ni en el reparto de recursos ni en la capacidad competencial de cada comunidad", pero ha apostillado que "eso hay que alejarlo de la política de frentismo con los territorios, de buscar siempre la discordia, el agravio comparativo entre los territorios, porque se trata de que todos juntos seamos capaces de señalar las prioridades de país y cada uno las pueda singularizar en función de sus características locales".

AUSENCIA DE MUJERES EN LAS MEDALLAS DEL 28F

Por otro lado, sobre la relación de galardonados con las distinciones que concede la Junta por el 28 de febrero, Día de Andalucía, la ministra portavoz ha criticado que "no se haya buscado un equilibrio paritario", porque no se ha premiado individualmente a ninguna mujer pese a que "hay miles" de ellas en la comunidad autónoma que "merecen la medalla" de la región, según ha puesto de relieve.

Asimismo, preguntada por la gestión de la pandemia en la comunidad autónoma por parte de la Junta, la portavoz ha señalado que el Gobierno de España está llamando en esta crisis sanitaria "a la unidad", evitando las críticas sobre cómo están gestionando las comunidades autónomas esta situación, algo que, según ha lamentado, "no ocurre al revés", ya que "permanentemente se culpa por parte de las autoridades andaluzas al Gobierno de España de todo lo que ocurre en el mundo", de forma que, "para escurrir su propia responsabilidad, (la Junta) intenta culpar a otro".

"No será esto lo que haga el Gobierno de España", ha remarcado Montero, quien ha defendido que "la situación de confinamiento global de España que impulsó el Gobierno" en la primera ola de la pandemia "benefició a Andalucía, puesto que no se alcanzaron las cifras de contagio" de otras regiones como Madrid o Cataluña, y ahora, en cambio, cuando la gestión está delegada en las comunidades autónomas se de "una incidencia superior" de la pandemia en Andalucía.

En todo caso, ha insistido en que de ella no saldrá "ningún tipo de reproche a las autoridades sanitarias andaluzas, porque entiendo que están haciendo lo que creen mejor para intentar contener la pandemia", tras lo que ha apostillado que espera que por parte de la Junta "tengan el mismo respeto y la misma consideración con las actuaciones que hace el Ministerio de Sanidad".

"MUY DIFÍCIL SALVAR LA SEMANA SANTA"

También ha manifestado que "va a ser muy difícil poder salvar la Semana Santa" en relación al turismo "porque no solamente dependemos de que nosotros tengamos un nivel de inmunización de vacunación suficiente" para esa fecha, sino también de que lo logre "el resto de países" cuyos ciudadanos suelen visitar España.

En ese sentido ha comentado que "las cifras que actualmente se manejan arrojan que será durante el verano cuando la mayoría de los países estemos en la cifra que los expertos entienden que nos da una cierta inmunidad social", la del 70 por ciento de personas vacunadas, una cifra que "no se alcanzará ni en Francia ni en Italia ni en Alemania, en los países que habitualmente nos visitan, hasta la fecha del verano".

"Por tanto, sería prematuro pensar que para la Semana Santa, que está ya a la vuelta de la esquina, estos países pudieran tener unos niveles más elevados de vacunación, circunstancia que evidentemente el Gobierno de España tiene que exigir para que el tránsito de estos pasajeros sea seguro y no nos veamos nuevamente invadidos por este virus procedente de otras zonas y que tengamos que recorrer para atrás todo el camino que ya se ha iniciado con tanto esfuerzo y tantas vidas humanas" perdidas durante la pandemia, según ha abundado la ministra.

Ha puntualizado que, "si estamos en condiciones de poder abrir la mano en relación con la llegada de turistas, así lo haremos", pero ha querido dejar claro a los ciudadanos que "todo aconseja que en este momento extrememos las medidas de contagio y por tanto, seamos capaces de evitar los mayores desplazamientos que podamos evitar para que no se produzcan situaciones que ninguno queremos", según ha concluido.