Una pareja de Granada denuncia "locura burocrática" para viajar desde Reino Unido con su bebé

Actualizado 04/09/2019 10:39:50 CET
Consulado de España en Londres
Consulado de España en Londres - MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

Lamentan las "dificultades" para obtener el pasaporte español de su hija por la "falta de recursos" y el "colapso" del Consulado

GRANADA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una pareja de granadinos afincados en Exeter (Reino Unido) ha denunciado públicamente que después de que el pasado 26 de mayo naciese su hija, aún no les ha sido posible salir juntos del país por ejemplo para llevar a su descendiente a España, al no contar todavía con un pasaporte gracias al cual la bebé pueda embarcar en avión, pese a las gestiones iniciadas para ello "desde la primera semana de junio" ante el Consulado de España en Londres.

Irene y Miguel, según ha relatado ella a Europa Press, residen y trabajan en Exeter y el pasado 26 de mayo se convirtieron en padres al nacer su hija Clara en la citada ciudad del suroeste de Inglaterra y capital del condado de Devon.

Al poco de nacer su bebé, más en concreto "la primera semana de junio", emprendieron las primeras gestiones ante el Consulado de España en Londres al objeto de obtener un pasaporte para la recién nacida y viajar "en agosto" a España para que las familias de cada uno de ellos pudiesen conocer a la misma. Así lo prueba un correo electrónico en el que el Consulado les responde el 10 de junio que "debido al alto volumen de trabajo, las inscripciones de nacimiento están tardando alrededor de 15 semanas" y hasta no "completar" dicho trámite, no es posible cursar el pasaporte.

Frente a ello, y como refleja el intercambio de correos electrónicos entre la pareja de granadinos y el Consulado, ellos se interesaban por "alguna fórmula por agilizar los trámites" dados sus planes de viajar en agosto a España y la obligación de Irene de acudir a Brujas (Bélgica) por motivos laborales.

Merced a sus gestiones ante el Consulado, el mismo informaba a la pareja de que además, el pasaporte de la recién nacida sólo podía ser "solicitado en persona", es decir que debían "acudir padre, madre y bebé" a Londres, según especifica la mencionada institución en uno de sus correos, descartando la posibilidad de realizar la gestión de "otra manera".

PERDER "200 LIBRAS Y UN DÍA DE TRABAJO"

Las ciudades de Exeter y Londres están separadas por una distancia de unos 250 kilómetros y según expone Irene, tal extremo implicaba un viaje de al menos "tres horas, cerca de 200 libras (algo más de 220 euros) en billetes de tren y la pérdida de un día de trabajo" para el padre de la bebé.

Es más, en otro correo electrónico, el Consulado Español en Londres responde a una consulta de la pareja aclarando que "desafortunadamente", una vez en la sede consular de Londres tampoco tendrían la posibilidad de contar con el pasaporte en la propia visita para la solicitud del mismo, pues el documento depende de su envío "por valija" desde Madrid, lo que implica un periodo medio de espera de "tres semanas" hasta contar con el documento en cuestión.

Ya el 12 junio, la pareja obtenía una cita en el Consulado para el 9 de agosto como primera fecha "disponible" por la institución y accesible conforme a las obligaciones laborales, cursando la familia la visita al Consulado Español en Londres en tal fecha para el trámite de solicitud de expedición del pasaporte. A partir del 9 de agosto, empero, continúa el cruce de correos electrónicos entre ambas partes en espera de que el documento estuviese listo para su recogida, con el aviso del Consulado ya el 23 de agosto, respecto a que no es posible "garantizar el día que llegan los pasaportes".

"LOCURA BUROCRÁTICA"

En este intercambio de correos, que refleja que las consultas se prolongan al menos hasta el pasado 30 de agosto, la pareja llega a advertir al Consulado de la "locura burocrática" afrontada para conseguir el pasaporte de su hija y poder embarcar los tres en un vuelo a España, porque como explica verbalmente Irene, más allá de que el trámite sea "enrevesadísimo", en el Consulado "no atienden el teléfono", la comunicación se circunscribe al correo electrónico con los inconvenientes derivados de tal extremo, y la obligatoriedad de acudir hasta la sede de la institución para solicitar y recoger el documento "dificulta" aún más las gestiones.

Así, esta pareja de granadinos residentes en Exeter lamenta que como consecuencia de la "falta de recursos" y el consecuente "colapso" del Consulado de España en Londres, especialmente con el Brexit en ciernes, hayan transcurrido ya "tres meses" de comenzaron sus gestiones para obtener el pasaporte de su hija y viajar todos hasta Granada, extremo que desde luego no les ha sido posible en las fechas que esperaban.

Para leer más