Publicado 21/07/2021 19:59CET

El Parlamento aprueba la Ley de la Infancia y Adolescencia, que cuenta con el único rechazo de Vox

Archivo - Niños
Archivo - Niños - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado este miércoles, con los votos de PSOE-A, PP-A, Ciudadanos (Cs) y Unidas Podemos, el proyecto de Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía, que busca garantizar una protección a la infancia y adolescencia en el ámbito del territorio andaluz, y que ha sido rechazada por Vox.

Además, la ley persigue como objetivos atender tanto a las necesidades que ya venían existiendo, como a las que han ido surgiendo en tiempos más recientes, según se recoge en la exposición de motivos de esta iniciativa que desde el Gobierno andaluz subraya que se basa en la promoción de los derechos y en la prevención, con especial atención a las situaciones de riesgo y a las personas menores en situación de mayor vulnerabilidad.

Esta ley también incorpora la regulación de los derechos y deberes que asisten a las personas menores de edad y define el ámbito competencial de la Administración de la Junta de Andalucía en esta materia, creando escenarios para la participación infantil y definiendo un sistema de información e indicadores sobre infancia y adolescencia.

La ley se compone de 141 artículos distribuidos en seis títulos, diez disposiciones adicionales, una disposición transitoria, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales, y tiene entre sus intenciones la de "retratar a la sociedad dentro del marco de la infancia y adolescencia para que asuma un papel activo en el desarrollo, crecimiento y bienestar" de niños y adolescentes.

En virtud de esta ley se crea un órgano de participación de la infancia y adolescencia, el Consejo Andaluz de Niñas, Niños y Adolescentes, donde estos puedan expresar sus opiniones, intercambiar ideas, reflexionar sobre los problemas que les atañen, adoptar acuerdos y efectuar propuestas.

Igualmente, esta ley recoge, como primer derecho de la infancia y adolescencia, su "derecho a desarrollarse de manera personal y plena en el seno familiar, procurando evitar desigualdades y situaciones discriminatorias".

Además, se regula y se protege el derecho a la identidad de las personas menores de edad, con "especial mención", como sujetos de este derecho, a las personas menores inmigrantes y refugiadas que se encuentren residiendo o en situación de tránsito por el territorio andaluz.

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, durante una emotiva intervención ante el Pleno del Parlamento tras las intervenciones de los grupos parlamentarios, ha valorado que Andalucía vaya a contar con una ley honesta, pionera e imprescindible, que es el mejor texto legal posible para que esta comunidad sea un referente en la protección de los derechos de los niños y adolescentes.

En el turno de posicionamiento de los grupos, la diputada del PSOE-A Noemí Cruz ha manifestado que hoy es un día inmensamente importante para los niños y adolescentes andaluces y ha recordado que esta norma ya fue elaborada por el anterior gobierno del PSOE-A. Ha indicado que la infancia y adolescencia andaluza no podía seguir esperando ni un día más a que llegara esta norma y ha agradecido el trabajo y aportaciones de todos los colectivos sociales, que son los que están realmente "al pie del cañón".

La parlamentaria del PP-A Ana Vanessa García ha manifestado que con la aprobación de esta ley se dará un paso muy importante en la protección de nuestros niños y niñas, sobre todo, de los más vulnerables, como los más de 5.200 menores que están bajo tutela de la administración autonómica. Ha indicado que también se da respuesta a una demanda social, porque era una norma muy esperada. "Hoy podemos hacer honor al cargo que ostentamos y ser parlamentarios con mayúsculas porque no sólo aprobamos una ley, sino una norma que va a mejorar la vida de los andaluces más importantes, la de nuestros niños", ha expresado.

La diputada de Ciudadanos (Cs) Teresa Pardo ha manifestado que estamos ante una ley de futuro, de esperanza y de mejora en la protección de los derechos de los niños, en cuya elaboración han sido fundamentales las aportaciones de los colectivos sociales. Ha señalado que es una ley que rompe con las barreras de la desigualdad, acaba con la discriminación y pone fin a un vacío normativo. Ha indicado que en esta ley deberían haber estado todos los partidos y, sin embargo, Vox no ha estado, por una posición "sectaria".

El diputado de Unidas Podemos Jesús Fernández ha pedido al Gobierno andaluz que planifique, ejecute y desarrolle esta ley y que le dé la importancia que se merece, y ha valorado que el texto inicial se haya mejorado con las enmiendas de los grupos y con aportaciones de colectivos de infancia.

La diputada de Vox Ángela Mulas ha manifestado que su partido presentó en su momento una enmienda a la totalidad a la ley para evitar que se viera impregnada por la ideología de género y el lenguaje inclusivo y para que sólo estuviera centrada en el beneficio de los menores y no de los partidos políticos. "No podemos dejar a la administración que se inmiscuya en la educación de los menores", según ha dicho y ha denunciado que esta norma es un "calco" de la Ley de Infancia que elaboró el anterior Gobierno del PSOE en el año 2017. "Con esta ley quieren manchar una vez más a la infancia de ideología", ha indicado Mulas.

Contador