Actualizado 25/02/2021 22:04 CET

PP-A, Cs y Vox rechazan pedir un impulso al autogobierno andaluz y que la Junta no implante el "veto parental"

Votación en el Pleno del Parlamento andaluz.
Votación en el Pleno del Parlamento andaluz. - ALFREDO DE ANCA (PARLAMENTO DE ANDALUCÍA)

SEVILLA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox han rechazado este jueves en el Pleno del Parlamento andaluz reclamar "un nuevo impulso al autogobierno del pueblo andaluz", así como que el Gobierno de Juanma Moreno no implante el "veto parental y la censura educativa previa en el sistema educativo público andaluz", como pedía el Grupo Socialista en una proposición no de ley (PNL) que, en su mayor parte, no ha salido adelante.

De esta manera, la iniciativa socialista, presentada para el 'Cumplimiento del Estatuto de Autonomía para Andalucía como renovación del compromiso manifestado por el 28F', ha contado con el rechazo de Vox en su quincena de puntos, así como con el voto en contra de PP-A y Cs en la mayoría de sus reclamaciones, que no han sido así aprobadas, mientras que cuatro puntos sí han logrado la 'luz verde' del Pleno con los apoyos de PSOE-A, PP-A, Cs, Adelante y los diputados no adscritos expulsados de Adelante.

Entre los puntos que han rechazado PP-A, Cs y Vox figuraba el que apostaba por que el Parlamento mostrase su "apoyo a dar un nuevo impulso al autogobierno del pueblo andaluz incrementando su autonomía, el poder político, competencial y económico para nuestra comunidad, suscitando un análisis, reflexión y debate en la sociedad andaluza y sus formaciones políticas que evalúe el nivel de desarrollo y de cumplimiento del Estatuto de Autonomía y la reivindicación del 100% de sus posibilidades competenciales y estatutarias".

En cambio, el Pleno sí ha aprobado, con los apoyos de PSOE-A, PP-A, Cs, Adelante y los diputados no adscritos procedentes de la confluencia, que el Parlamento se muestre "favorable" y defienda "el Estado de las autonomías", que "ha proporcionado el periodo más prolongado de estabilidad política, crecimiento económico y progreso social de nuestra historia".

El Parlamento también ha acordado, con los mismos apoyos, instar a la Junta a garantizar "el derecho constitucional a la vivienda a todos los andaluces", a defender a los sectores agroalimentario y pesquero de Andalucía, y a que garantice "el derecho de los ciudadanos a acceder en condiciones de igualdad y a participar activamente en la sociedad del conocimiento".

En cambio, PP-A, Cs y Vox han impedido con sus votos que desde la Cámara se inste al Gobierno andaluz a "impedir la implantación del veto parental y la censura educativa previa en el sistema educativo público andaluz", por ser "contrario a la normativa educativa de carácter estatal y a la normativa educativa autonómica, por no respetar los principios básicos de formación integral del alumnado, la libertad de cátedra del profesorado y la autonomía pedagógica de los centros docentes, así como por ir en contra, entre otras normas, de lo dispuesto en la Convención de los Derechos del Niño" y en la Constitución española.

Los diputados no adscritos expulsados de Adelante han votado junto a PP-A, Cs y Vox también en contra de ese punto de la iniciativa socialista relativo al "veto parental", si bien fuentes cercanas a estos parlamentarios han explicado posteriormente a Europa Press que ha sido por error, fruto de una equivocación con la votación de la iniciativa, que se ha llevado a cabo de forma separada en varios bloques de puntos, y han aclarado que el sentido de su voto en ese punto era el contrario al que han emitido, es decir, que apoyaban la reclamación del PSOE-A crítica con esa "censura educativa previa"

DEFENSA DE LA INICIATIVA

El portavoz parlamentario del PSOE-A, José Fiscal, ha defendido la presentación de esta iniciativa en un momento en el que el Gobierno de Juanma Moreno "está abandonando la defensa del Estatuto de Autonomía y se está plegando a los intereses" de Vox, entre cuyos postulados figura "la eliminación de las autonomías", según ha remarcado.

Fiscal ha subrayado que el 28 de febrero es "patrimonio democrático común de todos los andaluces", y ha considerado "muy triste" que el Gobierno de la Junta sea "sospechoso de no defender la autonomía de Andalucía como debe" por su dependencia de Vox.

PP-A, SOBRE LA PNL: "EL PEOR HOMENAJE QUE LE PODÍAN HACER A ANDALUCÍA"

En el turno de los grupos, el parlamentario del PP-A Adolfo Molina ha considerado que esta iniciativa de los socialistas es "el peor homenaje que le podían hacer a Andalucía", además de "un ataque continuo al Gobierno" de la Junta y "a todo el que no piense como ustedes", y ha preguntado al PSOE "si era necesario traer la confrontación" al Parlamento en medio de la pandemia con una PNL "cargada de resentimientos, de ataques" al Ejecutivo de Moreno.

El diputado de Ciudadanos (Cs) Raúl Fernández ha acusado al PSOE-A de traer "un panfleto" al Parlamento "dándose golpes de pecho de lo que han hecho" cuando gobernaban en Andalucía, "sin espíritu de consenso" e "intentando meter miedo a los andaluces", que "ya no se creen" lo que les dicen los socialistas, según ha opinado antes de tachar de "brindis al sol" esta PNL a la que su grupo ha planteado algunas enmiendas.

En su turno, el portavoz adjunto de Vox, Rodrigo Alonso, ha afeado a los socialistas que "siguen creyendo que Andalucía es suya, es su cortijo y existe gracias a ustedes", cuando ellos "han destruido Andalucía", según ha dicho, al tiempo que ha aseverado que Blas Infante "no es padre de ninguna patria", porque "la única patria" en este país "es España".

Su intervención ha generado malestar en la bancada del PSOE-A después de que haya tildado de "criminal" al Gobierno de España, una expresión que José Fiscal le ha pedido que retire, algo a lo que el diputado de Vox no sólo se ha negado, sino que ha pedido expresamente que "aparezca en el Diario de Sesiones".

Finalmente, la portavoz parlamentaria de Adelante, Inmaculada Nieto, ha felicitado al Grupo Socialista por esta iniciativa, que ha apoyado en su totalidad, y ha lamentado que "los consensos" que solía haber en la Cámara andaluza en torno al 28 de febrero "han saltado por los aires desde que la extrema derecha ha tomado posesión" en el Parlamento y ha realizado "una enmienda a la totalidad al Estatuto y la autonomía" de Andalucía.