La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género pide incluir también la trata y la violencia sexual

Publicado 16/07/2019 15:19:50CET
La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, María Ángeles Carmona, en los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO)
La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, María Ángeles Carmona, en los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO)UPO

CARMONA (SEVILLA), 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, María Ángeles Carmona, ha defendido este martes en los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) la necesidad de ampliar la tipología de la violencia de género a todo tipo de violencia que se ejerza sobre la mujer, incluida la violencia sexual o la trata de mujeres y niñas.

Carmona se ha pronunciado de este modo en la conferencia 'Los retos judiciales ante la ciberdelincuencia de género' durante la segunda edición del curso 'Ciberdelincuencia de género. De las viola-grabaciones a los delitos de odio en las redes sociales e Internet' en la sede de la UPO en Carmona (Sevilla).

"Tenemos retos bastante considerables que están dentro del Pacto de Estado contra la Violencia de Género como, por ejemplo, ampliar el concepto de violencia de género a todo tipo de violencia sobre la mujer por el hecho de serlo", ha destacado Carmona, que ha advertido de que "la violencia sexual que se ejerce a través de las nuevas tecnologías de la comunicación afecta a todas las mujeres de manera desproporcionada".

En su opinión, todos los mecanismos de protección para las mujeres víctimas de violencia de género vigentes en la actualidad deben extenderse a las mujeres víctimas de violencia sexual sin olvidar también la ciberdelincuencia de género, "unos delitos muy novedosos de violencia de género que se ejercen a través de las nuevas tecnologías de la comunicación, por lo que nos tenemos que ir adaptando a toda esa nueva delincuencia" ha subrayado.

En este sentido, ha destacado que a las mujeres víctimas de violencia de trata con fines sexuales "les cuesta mucho trabajo denunciar" porque se encuentran "aterrorizadas, siendo obligadas a mantener relaciones sexuales,
amenazadas y, por lo tanto, necesitan también tratamiento psicológico, recursos habitacionales y a lo mejor necesitan recursos económicos para poder salir de esa red de trata".

"Las mujeres víctimas de violencia sexual fuera de la pareja, a lo mejor, necesitan alejamiento de sus agresores, incluso, dispositivos electrónicos, las famosas 'pulseras', que no tienen que estar sólo destinadas a la violencia en la pareja, sino que también deberían extenderse a todo ese tipo de violencia", ha puntualizado.

También ha destacado la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género que "tenemos muchos retos de tipo procesal como probar, por ejemplo, estas acciones que se cometen a través de las redes sociales porque muchos se aprovechan de la ocultación que ofrece Internet y a veces resulta muy complicado acreditar los hechos que nos denuncian porque es difícil seguir el rastro en las redes sociales".

"Hay algunos comportamientos que no están tipificados como la usurpación de la identidad en una red social, que no aparece específicamente recogida en el Código Penal", ha alertado Carmona, que se ha mostrado partidaria de incluir penas como la prohibición de comunicación en redes sociales para personas que las utilizan para ejercer la violencia o que las injurias que se hagan de manera reiterada a través de las redes sociales sean consideradas delitos por su "publicidad y repercusión".