El programa LIFE del lobo considera necesaria la recuperación de la especie y ve Sierra Morena un hábitat "idóneo"

Lobo ibérico
WIKIMEDIA COMMONS/ARTURO DE FRÍAS - Archivo
Publicado 30/10/2018 14:12:54CET

SEVILLA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Responsables del programa LIFE Lobo Andalucía han estado presentes en el seminario sobre la conservación del lince ibérico y los conflictos sociales vinculados celebrado en la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla, con el objetivo de analizar los problemas a través de otros proyectos de conservación financiados por el programa LIFE Naturaleza en aspectos como reintroducciones, conexión, corredores y aspectos sociales.

En este sentido, el director del proyecto europeo LIFE Lobo, Pedro Torres Tévar, ha intervenido en uno de los bloques de la jornada junto a dos expertos biólogos y conservadores como son Valeria Salvatori, secretaria general del Instituto di Ecologia Applicata, y Santiago Palazón, director técnico del Proyecto PirosLIFE.

Torres Tévar ha expuesto cómo la situación real del lobo ibérico en Andalucía hace necesaria la recuperación de la especie, recordando que "tenemos pocos datos en la región, con avistamientos esporádicos y resultados genéticos positivos de muestras recogidas entre 2011 y 2014 sobre todo en la Sierra de Andújar".

Esta escasa presencia, según el también director del Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro, no está directamente relacionada con el hábitat de Sierra Morena, que es "idóneo" para la presencia del cánido "al no haber problemas de presas, existir muy poca densidad humana y unas infraestructuras de transportes escasas".

Con este propósito se pone en marcha en 2015, tal y como explicó Torres Tévar, el Programa de Recuperación del Lobo, con dos enfoques. El primero es un plan de seguimiento de la especie a través del rastreo en cuadrículas de todo el territorio potencial, con un personal "experto en el lobo y que va recabando la información de guardas de fincas y ganaderos".

El segundo enfoque es el LIFE Lobo Andalucía 'Cambiando actitudes', del área de Gobernanza e Información Ambiental, y por tanto centrado en la concienciación y participación social. En este sentido, se desarrollan diferentes acciones con los sectores cinegético y ganadero, claves para la conservación de la especie.

"SÓLO HACEN SU TRABAJO DE CARNÍVOROS"

El director del proyecto ha destacado la importancia de recuperar los vínculos con la especie y ha resaltado la labor tan importante que se realiza en las escuelas. "Hay que inculcar valores desde pequeños para que perduren: por ello, desde LIFE Lobo estamos en contacto con el profesorado implicándolo en el desarrollo de la campaña de educación ambiental 'Desmontando mitos', que es una de las acciones del proyecto", apunta.

Salvatori, por su parte, ha querido hacer hincapié en que los grandes carnívoros como el oso o el lobo no generan conflictos con el hombre. "Sólo hacen su trabajo de carnívoros, buscando comida pero sin intención de hacer daño", ha señalado. Además, insiste en que la única forma de afrontar los conflictos generados por la presencia de determinadas especies es "con herramientas técnicas que se apliquen en un contexto social que lo permita", abogando por involucrar a las comunidades sociales y destacando el papel "fundamental" que desempeñan los biólogos mediadores de conflictos y los sociólogos.

En el seminario también participaron otros expertos de la talla de Miguel Ángel Simón, director del proyecto LIFE Iberlince; Santiago Saura (Instituto para el Medio Ambiente y la Sostenibilidad, Centro Común de Investigación de la Comisión Europea); José Antonio Godoy (CSIC-Estación Biológica de Doñana); y Guillermo Palomeros, presidente de la Fundación Oso Pardo, entre muchos otros.

El LIFE del lobo es una iniciativa europea para la conservación del lobo ibérico en Sierra Morena a través de una coexistencia sostenible entre la especie y las poblaciones rurales, en particular con sectores clave como el ganadero y el cinegético, para evitar así su extinción en Andalucía. Tiene una duración de cuatro años, de 2016 a 2020, y cuenta con un presupuesto de algo más de 1,6 millones de euros, cofinanciados por la Comisión Europea.

Está siendo liderado y coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y en él participan también la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, WWF España, la Federación Andaluza de Caza (FAC), la Asociación de Propietarios Rurales, Productores de Caza y Conservadores del Medio Natural de Andalucía (Aproca), la Asociación empresarial de criadores y titulares de cotos de caza de Andalucía (Ateca) y la Asociación de Pastores por el Monte Mediterráneo (APMM).

El LIFE Lobo Andalucía se desarrolla concretamente en el área de distribución de la población de lobo más meridional de Europa: la zona centro-oriental de Sierra Morena (Andalucía). En total se actúa sobre 20 municipios, diez de la provincia de Córdoba y diez de la provincia de Jaén, cuatro Parques Naturales de Andalucía, una Reserva de la Biosfera y numerosos espacios incluidos en la Red Natura 2000.