El PSOE denuncia ante la Agencia Tributaria "cobros indebidos" del alcalde de Linares (Jaén)

Publicado 04/09/2018 19:03:25CET

LINARES (JAÉN), 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Linares (Jaén) ha planteado una denuncia en la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) para la depuración de responsabilidades por "cobros indebidos" por parte del alcalde, Juan Fernández, expulsado en agosto de las filas socialistas.

Así lo ha indicado el secretario general del partido en la provincia, Francisco Reyes, a preguntas de los periodistas sobre el acto de conciliación previo a una querella criminal por injurias y calumnias que el regidor ha registrado este martes contra el propio Reyes; el secretario general del PSOE linarense, Daniel Campos; y la portavoz socialista en el Ayuntamiento y vicepresidenta primera de la Diputación, Pilar Parra.

"Lo que me imagino es que es una reacción a la denuncia que el PSOE de Linares puso contra Juan Fernández el pasado 23 de agosto en Hacienda por ingresos indebidos", ha comentado Reyes, quien ha dicho haberse enterado "por la redes sociales" del citado acto.

En concreto, según han precisado fuentes socialistas, la denuncia en la Agencia Tributaria explica que Fernández ha sido expulsado del PSOE, entre otras cosas, "por cobrar indebidamente 1.700 euros mensuales" desde 2013 y adjunta el expediente con la resolución de la comisión ejecutiva federal que acabó con su salida del partido.

A ella, precisamente, se ha remitido finalmente Reyes, de manera que, "después de un expediente largo, ha quedado lo suficiente demostrado su comportamiento y su actitud y al día de hoy ya no es militante del partido".

Ferraz determinó a principios de agosto su expulsión en el marco del expediente abierto en abril por la dirección local. Lo hizo tras considerar "probada la comisión de tres faltas muy graves", que el alcalde, por su parte, ha tachado de "absolutamente falsas", situando lo ocurrido en una estrategia para quitarlo "del medio", ya que "estorba" al criticar los incumplimientos de las administraciones con Linares, especialmente, de la Junta.

La resolución aludía a una "indisciplina reiterada en relación con las decisiones de las instancias competentes del partido", así como a haber rebasado "sobradamente los límites de la lealtad y de la responsabilidad para con el partido", al "menoscabar la imagen" de cargos públicos o instituciones.

En tercer lugar, señalaba "falta de probidad y de honradez" con una "irregular administración de los fondos del partido", ya que "desde 2013 se detraía 1.700 euros mensuales de una cuenta del partido sin que haya quedado justificado el destinatario, el destino ni la finalidad" y "sin ser contabilizados ni reflejados en la contabilidad de la agrupación".