PSOE-A estudiará medidas legales contra Bosquet por "sectarismo" tras polémica intervención de Bravo ante el Parlamento

Actualizado 18/07/2019 17:55:48 CET
446339.1.500.286.20190718153401
Vídeo de la noticia

SEVILLA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PSOE-A ha anunciado este jueves que sus servicios jurídicos van a estudiar medidas legales contra la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs) por su actitud "sectaria" al no conceder la palabra a los socialistas después de que el consejero de Hacienda, Juan Bravo, haya "atacado" a este grupo, durante una polémica intervención de cierre ante el Pleno del Parlamento con motivo de la aprobación del presupuesto de la comunidad para este año.

Así lo ha anunciado el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, en declaraciones a los periodistas, una vez que ha concluido el Pleno que ha aprobado, con los votos del PP-A, Cs y Vox, los Presupuestos del 2019, y después de que se viviera en el salón de Plenos unos momentos de tensión como consecuencia de la intervención del consejero desde la tribuna de oradores. Jiménez pidió la palabra en varias ocasiones a la presidenta de la Cámara, pero no le fue concedida.

Tras la aprobación del presupuesto, el consejero subió a la tribuna para pronunciar las pertinentes palabras de agradecimiento, si bien finalmente resultó ser una intervención de unos quince minutos, mucho más larga del tradicional breve agradecimiento que solían hacer sus predecesores en la consejería de Hacienda. El consejero centró buena parte de su intervención en defender los cambios que el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos está trayendo a esta comunidad, como la clara voluntad de diálogo y acuerdo, y desgranó varias medidas.

La intervención del consejero se vio interrumpida en varias ocasiones desde la bancada socialista que no veía pertinente un turno de intervención tan extenso y la presidenta del Parlamento llegó a decir que "a quien no le interese lo que está diciendo el consejero, puede abandonar el hemiciclo" y trasladó a Mario Jiménez que no tenía la palabra y que se respetara la intervención de Bravo.

El momento más tenso llegó cuando el consejero criticó la actitud del PSOE-A de poner "etiquetas" a los demás y atribuirse todos los avances sociales de este país. "¿Todos, todos, seguro?, ¿nadie más ha contribuido?", preguntó el consejero al PSOE-A, al que recordó una de las famosas frases que la socialista Victoria Kent pronunció en 1931, cuando dijo: "Es peligroso conceder el voto a la mujer. Si las mujeres españolas fuesen todas obreras, si las mujeres españolas hubiesen atravesado ya un período universitario y estuvieran liberadas en su conciencia, yo me levantaría hoy frente a toda la Cámara para pedir el voto femenino", según ha leído textualmente el consejero.

Acto seguido, Bravo señaló, dirigiéndose a la bancada socialista, que este país se ha "hecho entre todos", como la Transición, los pactos de la Moncloa, la Ley de Conciliación, la Ley de Dependencia o el Pacto estatal para la lucha contra la violencia de género. Ha apuntado además que el PP fue el primer partido en situar a una mujer como Defensor del Pueblo Español y al frente de las presidencias del Congreso de los Diputados y del Senado.

Al término de la intervención del consejero, Jiménez volvió a pedir la palabra a la presidenta del Parlamento, quien le dijo que no tenía turno de intervención y que se levantaba la sesión. Jiménez siguió pidiendo insistentemente la palabra a Bosquet de pié desde su escaño, si bien la presidenta abandonó la Mesa de la Cámara, en la que sólo quedaron sentadas las dos representantes del PSOE-A, Teresa Jiménez y Verónica Pérez.

Por su parte, el consejero de Hacienda, tras los saludos con los miembros del PP y de Ciudadanos por la aprobación del presupuesto, se acercó al escaño de la presidenta del Grupo Socialista, Susana Díaz, para saludarla, si bien ésta le trasladó, señalando con el dedo a la tribuna de oradores: "No venga a saludarme a mí, súbase ahí y pídale disculpas al grupo parlamentario socialista".

SITUACIÓN "ABSOLUTAMENTE INÉDITA"

En declaraciones a los periodistas tras la culminación de la sesión plenaria, Jiménez ha denunciado que se ha producido una situación "absolutamente inédita" en el Parlamento, pues si bien el turno que ha usado Bravo es "un turno de gracia que se le da al Gobierno para que se dirija y agradezca a la Cámara y a su grupo la aprobación de la Ley", en esta ocasión, "de manera absolutamente burda y contraria al Reglamento, el consejero ha usado el turno para atacar al PSOE-A y mentir sobre la posición de los socialistas sobre el voto para las mujeres durante la II República".

El socialista andaluz ha afirmado que, ante esa situación, Bosquet "tenía que haber abierto un turno de réplica de los grupos, como establece el Reglamento, ya que Bravo había abierto debate" y más, como ha ahondado, cuando el consejero no ha usado dicho turno de gracia para dar las gracias "sino para atacar desde el punto de vista político la postura de los grupos de la oposición".

"Bravo ha obrado mal, pero Bosquet ha demostrado un sectarismo que jamás se ha visto en la Cámara", ha proseguido Jiménez, que insiste en que la presidenta de la Cámara "tenía que haber dado la palabra al PSOE-A en virtud del artículo 77 del Reglamento, por atacar la dignidad y la imagen de un grupo parlamentario".

De este modo, el portavoz del PSOE-A ha criticado que Bosquet "ha obrado contra el Reglamento" y por ello van a estudiar medidas legales contra esa decisión.

Y es que, como ha explicado Jiménez, la presidenta "ha actuado contra el acuerdo que alcanzó la Mesa y la Junta de Portavoces que estableció el orden del debate para este Pleno", pues en el mismo "en ningún momento se contempla que ningún miembro del Gobierno pueda intervenir en la tribuna para abrir debate de esa manera", por eso cree que "tenía que habernos dado la palabra el resto de grupos".

"Por no darnos la palabra como recoge el artículo 77 y por incorporar de manera fraudulenta un punto en el orden del día que no se había establecido en la ordenación del debate, en el PSOE-A vamos a encargar a los servicios jurídicos que estudien acciones legales para proceder contra esta arbitrariedad, ilegalidad y actuación absolutamente indigna y sectaria de Bosquet", ha remachado el socialista andaluz.

Con todo, ha censurado que Bosquet "una vez más demuestra que no es la presidenta del Parlamento sino una comisaria política del Gobierno y de Cs al frente del Parlamento", toda vez que considera que "no está ni capacitada desde el punto de vista político y la dignidad que necesita una institución como el Parlamento para ejercer con equidad, respeto y sentido institucional las tareas propias de la Presidencia".

Para leer más