El servicio municipal de intérpretes de lengua de signos evoluciona favorablemente con más de mil atenciones

Actualizado 04/09/2010 12:32:10 CET

JAÉN, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La concejal de Apoyo a la Familia del Ayuntamiento de Jaén, Lola Herrera, ha manifestado que el programa que pusieron en marcha de intérpretes de lengua de signos evoluciona favorablemente y que, de hecho, desde que inició su actividad en febrero de 2008 ha prestado en total 1.175 servicios de atención a personas.

En declaraciones a Europa Press, Herrera ha detallado que en el primer año se atendieron 416 servicios, en 2009 la cifra ascendió a 450 y en el primer semestre de este año ya son más de 300, a lo que hay que sumar los actos en ruedas de prensa, los plenos o las traducciones de los informativos de la televisión municipal.

Ante estas cifras, la concejal no ha dudado en destacar que este servicio, que cuenta con dos profesionales y un presupuesto anual de 75.000 euros, funciona "muy bien" y no ha querido dejar pasar por alto la colaboración que presta para conseguirlo la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

Estas dos intérpretes están por tanto a disposición de la ciudadanía desde febrero 2008 para resolver cualquier gestión que se tenga que realizar, independientemente de si se trata de gestionar algún trámite administrativo municipal o de si se trata de algún aspecto de la esfera más privada.

El programa está concebido para prestar una disposición total a cualquier persona que así lo requiera, desde ir al médico, a gestionar algún trámite en una administración o incluso para acompañar a una reunión de padres en un colegio, pasando por la traducción de jornadas de cualquier tipo o en pregones de ferias de barrio. Es decir, para cualquier actividad de la vida que requiera ser comunicada también en el lenguaje de signos.

Herrera ha recalcado que el objetivo de este servicio no es otro que eliminar las barreras de la comunicación, facilitar el acceso de las personas sordas a todos los servicios y, en este sentido, ha subrayado que uno de los aspectos que más le han llamado la atención es la importancia que tiene para este colectivo de personas, ya que de no poder ir a ciertos sitios por problemas de comunicación ahora tienen esos espacios "totalmente abiertos".

"Es como abrir un mundo", ha fundamentado la concejal, quien ha hecho referencia al caso de una joven que tenía que ver los informativos junto con su madre para que le tradujera las noticias, si bien ahora y gracias a que este servicio trabajaba también en la televisión municipal ya no necesita depender de nadie para enterarse de esos informativos, lo que para ella es "un síntoma de libertad que no se puede medir, es una sensación de libertad que aumenta aun más la satisfacción por este servicio".

Junta a esta actividad, el Ayuntamiento también organiza cursos para que los funcionarios puedan aprender este lenguaje, de manera que el primer año hubo tres cursos, en 2009 uno más de iniciación y otros dos de segundo nivel y este año hay uno de segundo nivel y dos de tercer nivel.