Publicado 15/06/2021 12:58CET

Suspendido el juicio por el intento de secuestro y agresión a un empresario en Bailén (Jaén)

Los acusados en la sala de vistas de la Audiencia de Jaén
Los acusados en la sala de vistas de la Audiencia de Jaén - EUROPA PRESS

JAÉN, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La incomparecencia de una de las acusadas ha llevado al tribunal a suspender la vista prevista para este martes en la Audiencia de Jaén en la que se iba a juzgar a cinco personas acusadas de intentar secuestrar a un empresario de Bailén (Jaén) al que propiciaron una brutal paliza y al que llegaron a robarle unos 6.000 euros, cantidad que se estima que llevaba encima cuando fue sorprendido por varios encapuchados cuando iba a acceder a la cochera de su vivienda.

Cuatro de los cinco acusados han llegado a la Audiencia de Jaén procedentes de la prisión. La quinta persona acusada y que no se ha personado es una mujer a la que no se ha podido notificar la fecha del juicio por encontrarse en "ignorado paradero".

Ha sido el Ministerio Fiscal el que ha solicitado la suspensión de la vista hasta que no se localice a la acusada, petición a la que se han adherido las defensas de los acusados restantes.

El tribunal ha decretado orden de búsqueda y captura de la acusada para así poder señalar de nuevo el juicio y proceder a su celebración. La sala ha rechazado celebrar la vista sin la presencia de la acusada atendiendo a la gravedad de los delitos que se imputan y lo elevado de las penas a las que se enfrenta.

Según recoge el escrito de calificación provisional al que ha accedido Europa Press, los hechos se remontan al mes de diciembre de 2015 los cinco acusados con el fin de "obtener y compartir un sustancioso e ilícito enriquecimiento", decidieron integrarse en "una trama" para robar a un empresario de Bailén.

Tras varios intentos frustrados, finalmente la noche del 23 al 24 de diciembre de 2015 se desplazaron a Bailén en dos vehículos y localizaron a la víctima en un bar. A partir de ahí, y tras seguirle, tres de los acusados, según relata el Ministerio Fiscal, ocultaron su rostro con gorros embozados y "valiéndose de un cuchillo y una pistola" abordaron a la víctima cuando accedía al interior de la cochera de su domicilio.

Tras inmovilizarlo en el suelo, le propinaron golpes y patadas hasta que pudieron amordazarle y atarle de pies y manos. Amenazándole con un cuchillo de grandes dimensiones consiguieron que les revelara que en la guantera del coche tenía un sobre con dinero, además de quitarle todo lo que llevaba encima y dos móviles.

A pesar del dinero obtenido, siguieron golpeándole para pedirle más. En el momento en que intentaban meterlo en el coche para llevárselo, se accionó la puerta del garaje y los tres encapuchados se dieron a la fuga.

Fiscalía ha calificado estos hechos como constitutivos de un delito de pertenencia a grupo criminal, un delito de robo con violencia, un delito de detención ilegal y un delito de receptación. Por todos estos delitos, reclama para los cinco acusados penas que van desde los 18 a los 19 años de cárcel ya que dos de ellos son reincidentes en el delito de robo con violencia.

En cuanto a responsabilidad civil, se les reclama 10.539,98 por daños y secuelas, y otros 6.030 euros por el dinero sustraído. Además les reclama el valor del móvil que no fue recuperado.

En el banquillo, cuando finalmente se pueda celebrar el juicio, se sentará una sexta persona acusada de adquirir uno de los móviles robados a la víctima a pesar de conocer su origen ilícito. Por ello y como presunto autor de un delito de receptación se enfrenta a 18 meses de prisión, que es lo que le reclama el Ministerio Público.

Para leer más