Un total de 17 municipios de Segura y Las Villas se beneficiarán de una normativa urbanística homogénea

Publicado 17/02/2014 18:48:01CET
Reyes, en el centro, con alcaldes de las comarcas de Segura y Las Villas.
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE JAÉN

JAÉN, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha suscrito este lunes un convenio de colaboración con alcaldes de las comarcas de Las Villas y de la Sierra de Segura mediante el que se impulsará la implantación de una normativa urbanística homogénea para los usos en suelo no urbanizable que se aplicará en estas dos zonas de la provincia.

El Ayuntamiento de Beas de Segura ha acogido el acto, en el que Reyes, que ha estado acompañado en este acto por el diputado de Infraestructuras Municipales, José Castro, ha explicado que, dado que "la mayor parte de estos consistorios no cuentan con recursos humanos suficientes para abordar muchas cuestiones técnicas", la Diputación va a asesorarles y "prestará este servicio que redundará en beneficio de la ciudadanía, ya que permitirá el desarrollo de actividades económicas en el ámbito rural cumpliendo la actual normativa".

El objetivo de este convenio pasa, según ha aclarado, por "asesorar a estos 17 municipios de las comarcas de Segura y Las Villas para que puedan tener un reglamento, una normativa común y clara, para la construcción y el desarrollo de actividades económicas en suelo no urbanizable. Para ello, la Administración provincial ha redactado un convenio marco, similar al puesto ya en marcha en la comarca de la Sierra de Cazorla.

Se aplicará en los municipios de Arroyo del Ojanco, Beas de Segura, Benatae, Génave, Hornos de Segura, Iznatoraf, Orcera, La Puerta de Segura, Puente de Génave, Santiago-Pontones, Segura de la Sierra, Siles, Sorihuela del Guadalimar, Torres de Albanchez, Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo y Villarrodrigo.

La finalidad del convenio, mediante el que la Diputación prestará asistencia jurídica y técnica en materia de urbanismo a estas localidades, es aunar interpretaciones de la normativa urbanística y facilitar la implantación de usos productivos que generen empleo y sean respetuosos con el medio ambiente en estas zonas.

"Es evidente que en un territorio que en gran medida forma parte de un parque natural, la protección debe ser primordial, pero esta conservación no tiene por qué estar reñida con el aprovechamiento de las ingentes posibilidades turísticas y agrícolas que ofrecen estas zonas", ha señalado al respecto Reyes.

La aprobación de esta normativa hará posible que los habitantes y los promotores de estas dos comarcas "no encuentren grandes diferencias en cuanto a la interpretación de la normativa urbanística, sin perjuicio de las peculiaridades que puedan existir en cada localidad", según ha concluido.