Publicado 15/12/2020 12:45CET

UGT-A pedirá reparto de políticas de empleo en función de tasa de paro y renta per cápita y quiere un SMI de 1.000 euros

La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, este martes en el encuentro con el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, organizado por Europa Press.
La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, este martes en el encuentro con el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, organizado por Europa Press. - MARÍA JOSÉ LOPEZ/EUROPA PRESS

SEVILLA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ha anunciado este martes que el sindicato propondrá en la Conferencia Sectorial de Empleo que el reparto de las Políticas Activas de Empleo (PAE), la formación de los trabajadores desempleados, se haga conforme a dos criterios de reparto: tasa de paro y renta per cápita. Castilla se ha declarado partidaria de elevar al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a los 1.000 euros.

En un diálogo entre el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, y la secretaria general de UGT Andalucía, organizado por Europa Press con el patrocinio de Fundación Cajasol, Atlantic Copper, Cepsa y Laboratorios Vir, Castilla ha abogado por acabar con un agravio en la distribución autonómica de las Políticas Activas de Empleo, para el que ha puesto como ejemplo que un trabajador gallego perciba "160 euros más que un andaluz", cuando ha esgrimido que la situación es que "uno de cada cuatro parados es andaluz".

"Lo vamos a proponer y va a venir ese dinero", ha afirmado Castilla sobre el uso de la tasa de paro y la renta per cápita para la distribución autonómica del dinero de la formación para el empleo.

Carmen Castilla, que ha reclamado al consejero de la Presidencia abordar las diferentes situaciones laborales que se viven en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y ha abogado por resolver a través de un nuevo convenio, ha defendido que la subida del Salario Mínimo Interprofesional "ha demostrado su efecto directo en la recaudación de la Seguridad Social".

La secretaria general de UGT-A ha añadido a la contribución recaudatoria el argumento de que "los pactos están para cumplirlos, pacta sunt servanda", un hecho que ha sustentado en la firma de la Carta Social Europea por España, así como al compromiso de que el SMI "alcanzaría el 60% del salario medio, 1.000 euros".

"La pandemia no puede ser excusa para no tomar decisiones importantes", ha esgrimido la secretaria general de UGT-A, quien ha instado a respetar el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación y ha esgrimido que países como "Francia y Alemania han subido el salario mínimo".

Tras apuntar que Andalucía se encuentra en una tasa de paro del 23,8% en el tercer trimestre según la Encuesta de Población Activa (EPA), se ha preguntado "cuántos ERTE se convertirán en ERE" y se ha lamentado del "aumento de la desigualdad, de la brecha entre hombre y mujer, del desempleo de los jóvenes, o de la tasa de parados de larga duración".

Castilla, que ha apuntado que "nosotros apoyamos la hibernación como los ERTE, prorrogados después del 31 de enero" tras razonar que "si no hay empresas no hay empleo, pero sin trabajadores no hay empresas", ha defendido la labor desempeñada por UGT, con su secretario general al frente, Pepe Álvarez, que ha trasladado a "los seis acuerdos alcanzados con el Gobierno y la patronal", en ámbitos como los ERTE, el teletrabajo o el Ingreso Mínimo Vital.