UPA señala que el olivar tradicional afronta una campaña complicada por la menor cosecha y los bajos precios

Publicado 28/10/2019 17:18:24CET

JAÉN, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UPA en Jaén, Cristóbal Cano, ha considerado que el olivar tradicional afronta una complicada campaña por la previsión de una reducción en la cosecha y por los bajos precios en origen que se sufren desde el primer trimestre de 2018.

Así lo ha señalado tras conocer el aforo presentado este lunes por la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, que sitúa la producción en la provincia en 455.070 toneladas (-31,7% con respecto a la pasada campaña y -2,4% sobre la media de las últimas cinco). En Andalucía, estima 983.680 toneladas, un 32,7% menos; mientras que en España se producirían 1.250.000 toneladas.

Cano ha dicho esperar que el anuncio de caída de producción tenga una repercusión positiva en el alza de los precios, al tiempo que ha insistido en reclamar medidas urgentes que reviertan la crítica situación de bajos valores en origen del aceite de oliva.

"Nos reafirmamos en que no existen razones que justifiquen la importante pérdida de riqueza que sufrimos los olivareros, en especial el olivar tradicional, y en la exigencia a los gobiernos para que apliquen ya las medidas que hay encima de la mesa que permitan un equilibrio del precio, porque se está demostrando, claro ejemplo es lo ocurrido en la campaña 2018-2019, que la ley de la oferta y la demanda no funciona", ha dicho.

En su opinión, las cifras del aforo están en consonancia con lo que hay en campo, si bien a nivel nacional ha previsto menos producción de la aforada por la Junta porque en otras zonas productivas fuera de Andalucía, especialmente en Castilla-La Mancha y Extremadura, hay menos aceite. Así, la sitúa en el entorno del 1.150.000 toneladas advirtiendo que podría reducirse más si no llueve. Junto a ello, ha aludido a la elevada variabilidad existente entre las explotaciones, tanto de secano como de regadío.

El secretario general de UPA-Jaén ha apuntado que "otro daño colateral de esta mala cosecha será la reducción del empleo, especialmente en la contratación de las mujeres". "Habrá 2,5 millones de jornales menos que la pasada campaña. Y, a partir de ahí, la consecuencia directa es una pérdida de riqueza en nuestros pueblos", ha comentado.

Finalmente, ha hecho hincapié en la obligación de "maniobrar de forma diferente para que el liderazgo en el mercado mundial se traduzca en unos precios razonables para todos los eslabones de la cadena agroalimentaria, desde el productor hasta el consumidor".

A su juicio, el año pasado se tenía "la llave de la producción y el sector no supo reaccionar como debía", de ahí que es fundamental saber "de una vez por todas gestionar volúmenes, el gran mal".

"No podemos dar ningún paso atrás al respecto y, sobre todo, Europa tiene que defender mucho mejor nuestro aceite de oliva envasado en el tema de los aranceles. Es un problema añadido, pero no el único", ha asegurado. Por ello, la organización mantendrá su "trabajo en los despachos y en la calle hasta conseguir medidas estructurales que garanticen la supervivencia del olivar tradicional y unos precios razonables para todos".

Para leer más