Publicado 22/06/2020 18:43:11 +02:00CET

USO-A pide "más control" en la atención a mayores y propone alternar semanalmente clases presenciales y 'on line'

Eva Babiano en la comisión de recuperación ante el Covid del Parlamento andaluz
Eva Babiano en la comisión de recuperación ante el Covid del Parlamento andaluz - USO-ANDALUCÍA

SEVILLA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La responsable del área de Organización y de Acción Sindical de USO-Andalucía, Eva Babiano, quien ha intervenido en la Subcomisión de Servicios Sociales y demás Servicios Esenciales, en el marco de la Comisión Andaluza de Recuperación a causa de la pandemia del Covid-19, que ha comenzado en sede parlamentaria, ha pedido "más personal y control" para la atención a las personas mayores, y en el
caso de que tuviera que combinarse la enseñanza presencial con la 'on line', que "unos días unos alumnos reciban clases de forma presencial y que el resto siga el mismo contenido, pero 'on line, alternándose semanalmente el grupo de alumnos que asiste o no al aula".

Ha señalado que "debemos asentar la reconstrucción bajo un sistema que ampare a toda la población, sin excepción; bajo una estructura solidaria donde su sostenibilidad se lleve a cabo de forma equitativa, manteniendo los servicios esenciales accesibles, aceptables y asequibles".

Además, ha señalado que la aprobación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) "se ha demostrado como una herramienta necesaria para cubrir las necesidades de los más afectados por la crisis", como "así lo han entendido la mayoría de los grupos políticos nacionales". Pero ese mismo posicionamiento "debemos exigirlo en el resto de sectores esenciales, tal y como ya han empezado a realizar entidades que evitan el corte de suministro ante situaciones de impago por motivos económicos demostrados".

Sobre la atención a los mayores, USO ha apuntado a "grandes fallos" durante la crisis del coronavirus. Por ello, "pedimos que los sectores responsables de suministrar los servicios esenciales, como la sanidad; la educación; la electricidad; el abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas; el acceso a internet, etcétera deben permanecer bajo control público, que evite la especulación económica de bienes y servicios básicos. Es necesario que exijamos a empresas, tanto públicas como privadas, una mayor transparencia y apertura hacia la participación ciudadana".

Además, ha instado a reflexionar y dotar al sector de los mayores de más personal y control, "más si cabe teniendo en cuenta que todavía no estamos exentos de posibles rebrotes que volverían a colapsar las residencias y poner a su personal en primera línea de fuego".

También ha defendido la necesidad de "modernizar y agilizar" la gestión del sector sanitario, que "ha sufrido más de lo necesario", para añadir que "han salido a flote debilidades no tanto relacionadas con el personal, sino con la propia estructura de gestión". "Hay que resaltar que la falta de equipos de protección individuales, los que parecen haberse descubierto de repente, los EPI, han sido suministrados, en numerosas ocasiones, gracias a la solidaridad del pueblo andaluz, que no ha dudado en ingeniárselas para fabricar mascarillas, pantallas protectoras e incluso respiradores artificiales en un tiempo récord. Y a pesar de la falta de experiencia previa", ha manifestado.

Durante su intervención, Babiano ha señalado también que "uno de los efectos más graves entre los trabajadores del sector sanitario ha sido un trato diferenciado entre personal de primera y segunda clase: de médicos y enfermeras, la primera, a los que acertadamente se les ha proporcionado EPI, y de celadores, trabajadores de limpieza, conductores de ambulancia, servicios asistenciales y otros, los de segunda, quienes no han recibido equipos de protección individual ni elementos que eviten los posibles contagios".

Por ello, desde USO "exigimos la creación de un protocolo que incluya medidas para todos aquellos que participan en la atención hospitalaria y domiciliaria, y no solo a una parte de ellos". Asimismo, ha añadido que "debemos fomentar la estabilidad laboral del personal interino de la Administración Pública en general, favorecer la profesionalidad y especialización, porque suponen una garantía frente a las dilaciones indebidas en la tramitación de los procedimientos administrativos".

En el caso de la Administración de Justicia, desde USO consideran que "son necesarios planes de actuación específicos para desarrollar servicios extraordinarios por parte de todos los miembros de las oficinas judiciales", de modo que "así se puede atender la sobrecarga de trabajo que padecen y padecerán en los próximos meses nuestros tribunales". "No basta con medidas cosméticas, sino con el desarrollo de un plan de medidas", ha añadido.

En dependencia, ha pedido "no privatizar" el sector y la dotación "de un mayor número de recursos humanos para prestar una mejor atención y apostando por un convenio colectivo a nivel autonómico que mejore lo regulado en el VII Convenio Colectivo Estatal de Dependencia", así como "promover medidas que den calidad al servicio para las personas que lo prestan, eliminando la precariedad laboral y fomentando el respeto de esta profesión".

VE "URGENTE" REPLANTEAR LA ESTRATEGIA ECONÓMICA REGIONAL

Además, para USO-A, el alto porcentaje de ERTE declarados en el sector turístico en Andalucía "demuestran que nuestra economía descansa en gran parte sobre un sector mayoritariamente temporal, que ha creado empleo y ha generado dinero, pero bajo una marcada estacionalidad y con trabajos de baja calidad". Ven "urgente" replantear la estrategia económica regional, "obviamente sin olvidar el turismo, pero fortaleciendo el sector industrial para minimizar la temporalidad".

En Educación, el sindicato plantea como medidas "prioritarias" la reducción de la ratio profesor/alumno, el aumento de plantillas para atender mejor las necesidades lectivas, dotar de más horas para el personal orientador o contar con personal de apoyo y complementario. "El horizonte temporal para implantar estas propuestas no puede ir más allá del inicio del próximo curso, 2020/2021. En él se prevé recuperar la actividad lectiva presencial bajo diversas medidas de contención, no suficientemente definidas aún por la administración educativa, para evitar la transmisión del virus del covid-19", añade.

En el caso de que tuviera que combinarse la enseñanza presencial con la 'on line' para prevenir la transmisión del coronavirus, desde este sindicato proponen, a fin de coordinar a toda la clase, que "unos días unos alumnos reciban clases de forma presencial y que el resto siga el mismo contenido, pero 'on line, alternándose semanalmente el grupo de alumnos que asiste o no al aula". Otra opción sería dedicar las clases presenciales a las explicaciones y resolución de dudas, y las no presenciales a practicar y hacer tareas, añade.

En el caso de que haya que duplicar espacios, tiempos, formación 'on line' y presencial, "se requerirá también de la dotación del personal necesario para que no suponga tal carga sobre el profesorado que dé lugar a la explotación laboral y una merma de la salud física y mental de los profesionales de la enseñanza", apuntan desde USO, que señalan que la administración "debe establecer unas directrices claras a toda la comunidad educativa acerca del derecho a la desconexión digital, para concienciar de la necesidad vital del descanso".

También "debe garantizarse el derecho a una enseñanza 'on line' de calidad, en el que esté asegurado, tanto para profesorado como para alumnado, el acceso a dispositivos, a una óptima conectividad, a las plataformas digitales correspondientes y a la formación necesaria para su correcto uso", añade el sindicato, que aboga por que Educación .
"intensifique" las medidas de limpieza e higiene en los centros educativos, los dote de material de higiene para hacer frente a esta crisis sanitaria y refuerce las plantillas del personal.

Sobre el teletrabajo, asegura que "se ha implantado de forma apresurada, partiendo de una base previa prácticamente nula". Por lo tanto, "la improvisación que ha marcado la excepcionalidad del momento no puede prorrogarse en circunstancias normales" y "hay que regularlo".

Contador