Vox pide el jueves en el Parlamento cambiar la normativa para que Interior habilite a los guardas de cotos de caza

Publicado 01/12/2019 10:34:34CET
Caza, Veda, Coto De Caza
Caza, Veda, Coto De Caza - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario Vox en Andalucía va a defender este jueves una Proposición no de Ley (PNL) en la Cámara andaluza por la que reclama que se modifique la normativa autonómica actual para incluir como requisito indispensable para ejercer la gestión y seguridad en un coto de caza estar habilitado por el Ministerio del Interior.

En la iniciativa, consultada por Europa Press y que se debatirá en el seno de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, el partido de Santiago Abascal plantea que se dé un plazo de transitoriedad de cuatro años a los guardas de coto de caza para obtener la habilitación como guardas rurales.

Para argumentar la propuesta, Vox explica que si bien la figura del guarda rural fue creada en el siglo XIX con el fin de ofrecer vigilancia y protección de personas y bienes en espacios rústicos, así como instalaciones agrícolas, comerciales o industriales que se encontrasen en los mismos, "el desempeño de esta labor sufre desde hace años el problema del intrusismo, ya que coexisten dos figuras: el guarda rural y el guarda de coto de caza".

Señala que la "aparente similitud de funciones" entre sendos puestos "está generando confusión en las atribuciones de cada uno y al intrusismo laboral". De hecho apunta que en la actualidad, "los guardas de coto de caza desarrollan labores de vigilancia cuando sus funciones deberían circunscribirse a la gestión ambiental, sin estar habilitados por el Ministerio del Interior y sin contar con herramientas propias de los guardas rurales como medios de defensa, revisión de documentación, portar armas o capacidad de detención".

Vox explica que estas "irregularidades" han sido comunicadas por la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior, la Real Federación de Caza Española y la Asociación Nacional de Guardas Rurales, de modo que la primera institución "evidenció que los guardas de coto de caza deberían circunscribir sus actividades a las competencias que les son propias desde su creación autonómica dentro del ámbito cinegético, evitando intromisión en las funciones complementarias de seguridad pública o privada, dentro de las que se enmarcan los guardas rurales".

Contador

Para leer más