El buque-grúa Saipem 3000 abandona el puerto de Almería tras casi tres meses de labores de mantenimiento

Publicado 23/02/2019 11:39:45CET
APA - Archivo

ALMERÍA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El buque-grúa Saipem 3000, que arribó al Puerto de Almería el pasado 1 de diciembre, ha zarpado en la mañana de este sábado del muelle de Poniente rumbo al puerto de Limasol, en Chipre, tras someterse a labores de mantenimiento.

Durante estos tres meses, este buque ha realizado pruebas de elevación de carga con el fin de comprobar el funcionamiento de su grúa de 120 metros de altura, como la que llevó a cabo en enero con el levantamiento de un pontón de 2.4000 toneladas de peso, según ha concretado en una nota de prensa la Autoridad Portuaria.

Como ha indicado, el Saipem 3000 es un buque-grúa de grandes dimensiones, especializado en operaciones de tendido de cable submarino y reparaciones bajo el agua del mar. Con 162 metros de eslora y 38 metros de manga, dispone de una grúa con la pluma desplegada, con capacidad para elevar una carga de hasta 2.400 toneladas.

El peso muerto del buque es de 15.761 toneladas y su arqueo bruto es de 20.624 y once metros de calado. Construido en el año 1984, navega con bandera de Bahamas y es propiedad de la compañía Saipem, una empresa petrolera y de gas subsidiaria de la compañía ENI de Milán, en Italia.

La Autoridad Portuaria ha resaltado que la estancia del buque-grúa en el puerto ha tenido una "repercusión positiva" en Almería, ya que además de los servicios que ha contratado con empresas de la provincia para realizar las labores de mantenimiento, parte de su tripulación, formada por más de veinte personas entre oficiales y marineros, han permanecido durante estos tres meses en la ciudad.

Para leer más

Puerto Huelva