Un grupo de internos de 'El Acebuche' exponen sus obras sobre la libertad en la Galería Alfareros

La exposición 'Esculpir la libertad' ha sido realizada por presos.
DIPUTACIÓN DE ALMERÍA
Actualizado 16/04/2019 15:40:21 CET

ALMERÍA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de internos del Centro Penitenciario de 'El Acebuche' exponen las obras que han realizado en un taller de escultura, durante los últimos tres años, en la exposición 'Esculpir la libertad', que se puede visitar desde este martes y hasta el 8 de mayo en la Galería Alfareros de la Diputación de Almería. El taller de escultura ha estado organizado por la Capellanía Pastoral Penitenciaria, bajo la supervisión del maestro escultor belga, Francisco Wuytack, y el director del centro penitenciario, Miguel Ángel de la Cruz.

En la inauguración de la muestra, además del director de 'El Acebuche', también han participado el diputado provincial de Personal, José Fernández, la subdirectora de tratamiento de la cárcel, María del Mar Soriano, el vicario episcopal, Manuel Pozo, y el capellán, Manuel Navarro.

Fernández ha recordado que la "Diputación abre las puertas de esta sala de exposiciones para, de una manera visible, demostrar que está abierta a la sociedad en su conjunto", en esta ocasión, al acoger una muestra realizada por internos del centro penitenciario.

El director de 'El Acebuche' ha explicado que "este tipo de iniciativas responden a la idea de dar oportunidades de participación a los internos para que cuando obtengan la libertad, lo hagan en plenitud de condiciones, como cualquier otro ciudadano libre".

De la Cruz ha subrayado que 'Esculpir la libertad' "es una evidencia de que lo que se puede hacer en el exterior, también se puede hacer en el interior de un centro penitenciario", ya que "la capacidad creativa o artística no se pierde por el hecho de estar en prisión".

La muestra ha sido realizado por una veintena de internos que, a través de la escultura, han dado rienda suelta a su talento, con un taller que también les ha servido para hacer terapia y trabajar el concepto de la libertad desde el arte.

Esta exposición enseña "formas caóticas y líneas entrelazadas, figuras concretas y sentimientos esculpidos en piedras nobles", como el mármol blanco de Macael, el alabastro de colores, las esteatitas verdes de la India o las piedras de jabón, con las que los artistas "representan sus propias circunstancias, sus propias vidas, sus condenas, su encierro" y "se liberan por unas horas de su cautiverio".

El capellán de 'El Acebuche' ha destacado que "este taller surge a través del voluntariado de Pastoral Penitenciaria" y que "al conocer a Francisco, el maestro, quien como voluntario empezó a acudir al centro y quiso aportar su conocimiento y arte", lo que dio pie a la organización de un taller de escultura para los internos.

Algunos de los beneficios que ha reportado esta iniciativa a los reclusos, a quienes "todo lo que sea estar ocupados con actividades les aporta muchísimo", son la evasión, el aprendizaje y el estar cumpliendo una pena privativa de libertad de una manera productiva que "siempre es mejor" y contribuye a "su reinserción social".

La exposición también recoge una serie de obras en bronce del maestro escultor del taller, Francisco Wuytack, quien ha afirmado que "esculpir es más que una experiencia o una simple práctica, es encontrarse a sí mismo y a una realidad diferente de lo cotidiano; es una búsqueda y una manera a través de la observación y de la imaginación, de sentirse libre".

Contador

Para leer más