El '15M' teme el "desahucio" de la residencia de Montequinto a cuenta del traslado provisional de los ancianos

Publicado 05/02/2014 18:27:32CET

SEVILLA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La asamblea del movimiento ciudadano '15M' correspondiente al barrio de Montequinto, en Dos Hermanas (Sevilla), mantiene el campamento instalado junto al Parlamento andaluz para rechazar los planes de la Junta de Andalucía de cerrar la residencia pública para grandes dependientes. El colectivo avisa de que ahora, la Administración autonómica trata de "disfrazar" el cierre con un traslado "provisional" de los ancianos que implicaría, en la práctica, "el desahucio" de los mismos.

El cierre de la residencia pública de grandes dependientes de Montequinto, programado por la Junta de Andalucía dentro de una reorganización de sus servicios que contemplaba la construcción de un nuevo centro que sustituyese al de Montequinto, ha despertado como es sabido un fuerte debate en Dos Hermanas, donde diversos colectivos sociales avisan de que la Administración andaluza insiste en cerrar las instalaciones pese a que las mismas sólo necesitan actuaciones de conservación y mejora y pese a no prosperar el proyecto construcción de un nuevo centro.

Las instalaciones tienen capacidad para 270 personas pero sólo están ocupadas unas 140 o 150 plazas, toda vez que el número de trabajadores ronda los 240. Según Francisco Guerra, portavoz de la asamblea local del '15M', si bien el conflicto arrastra ya más de dos años de historia, la Administración andaluza ha anunciado, recientemente, que todas las personas mayores de la residencia serán "trasladadas" a otros centros de manera "provisional" para acometer obras de conservación en las instalaciones, si bien él mismo ha manifestado a Europa Press que se trataría de una "estrategia" destinada al "desahucio" encubierto del centro.

"No hay nada oficial, pero el traslado podría ser realizado a principios de marzo", ha dicho Francisco Guerra, quien defiende que esta residencia es "la mejor" de la zona y "no está en malas condiciones, sólo necesita trabajos de mantenimiento". "Llevamos dos años y medio pidiendo a la Junta un informe técnico que justifique el cierre", insiste. La asamblea continuará hasta el viernes con concentraciones y ruedas de prensa.