Publicado 15/06/2016 16:16CET

Unas 300 personas piden a Junta negociación y otro acuerdo de financiación universitaria

Manifestación de CCOO en San Telmo por una nueva financiación universitaria
EUROPA PRESS/CCOO

SEVILLA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unos 300 trabajadores y delegados sindicales de CCOO se han concentrado este miércoles ante el Palacio de San Telmo de Sevilla, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, en la última de las movilizaciones incluidas en una campaña por la recuperación de derechos y para reivindicar la importancia de la prestación de servicios públicos de calidad para la ciudadanía en el sector educativo; en esta ocasión, para reclamar la Mesa General de negociación y un nuevo acuerdo de financiación universitaria.

A finales de mayo ya se llevaron a cabo protestas por esta causa en las distintas provincias andaluzas, en las que, según indicó a Europa Press el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO-A, José Blanco, se dio la participación de un "importante" número de personas procedentes de colectivos universitarios.

Las protestas tuvieron lugar en el Edificio Central de la Universidad de Almería; en los rectorados de las Universidades de Cádiz, Córdoba, Huelva y Pablo de Olavide (Sevilla); ante la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Jaén; y ante el Pabellón de Gobierno de Málaga. En el caso de la Universidad de Sevilla, la convocatoria fue un día después ante el Rectorado y, en Granada, tres días después, a las puertas del Hospital Real.

Aunque el global de las movilizaciones, en parte, ha tenido respuesta en el reciente acuerdo firmado entre sindicatos mayoritarios y Junta de Andalucía, en el caso de la universidad el Ejecutivo andaluz "debe negociar fórmulas para proteger las universidades públicas y sus plantillas", ha precisado el sindicato en una nota.

Tras las concentraciones de mayo, la Junta ha respondido a la central sindical argumentando que en la elaboración del nuevo modelo de financiación, que entrará en vigor en 2017, "se contará con la participación de los agentes sociales, de modo que el nuevo sistema quede sustentado en el consenso y el diálogo social", haciendo, además, referencia al informado calendario de pagos a proveedores y de tesorería con todas las universidades.

Respuesta que el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO-A, José Blanco, tacha como "insuficiente". Ello ha motivado mantener la acción de protesta ante la sede del Gobierno andaluz, donde se ha dado lectura a un manifiesto y reclamado la convocatoria de la Mesa General de Universidades y la participación real de los agentes sociales en el nuevo modelo de financiación de las universidades públicas andaluzas.

Para CCOO, las negociaciones deben incluir la recuperación del empleo de calidad y los derechos laborales recortados; medidas que garanticen que ningún alumno quede marginado de la carrera universitaria por motivos económicos; y la reducción de la inversión en nuevas infraestructuras, revertiendo el montante en la recuperación del empleo de calidad perdido y en un modelo de carrera profesional acorde con los niveles de calidad que la plantilla ha garantizado a pesar de los recortes.

Igualmente, se debe garantizar el mantenimiento de las diez universidades andaluzas con una financiación suficiente para cada una de ellas; poner freno a la privatización y a las encomiendas de gestión en la universidad; una solución definitiva a la liquidez de tesorería; recuperación de la deuda de las universidades; el blindaje de los convenios colectivos de personal docente investigador y personal de administración y servicios; o un plan de inversión en I+D+i que compense el brutal recorte del Gobierno, potenciando a su vez el desarrollo de la investigación básica y el conjunto de las políticas investigadoras.

Por todo ello, Blanco reclama a la Junta la negociación de fórmulas para proteger las universidades públicas y sus plantillas. En este sentido, el sindicato exige convocar la Mesa General y abrir el proceso negociador según mandato del Parlamento de Andalucía mediante una proposición no de ley, aprobada en mayo de 2014, para un nuevo modelo de financiación para las universidades públicas.